•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Alianza Cívica de Nicaragua solicitó al Ejército de Nicaragua que apoye “una salida pacífica a la crisis”, que atraviesa el país desde hace más de cuatro meses.

“Al iniciar el mes de la patria (septiembre) hacemos un llamado al Ejército de Nicaragua para que actúe en estricto apego a la Constitución y las Leyes y escuche el clamor del pueblo, que reclama una salida pacífica a la crisis, para encauzar al país por la senda de la justicia y la democracia”, indicó la Alianza en un comunicado.

 Parapoliciales disparan a manifestantes

La carta pública les recuerda a los miembros del Ejército de Nicaragua que no podrán desarrollar actividades político-partidistas y que sus funciones se regirán en estricto apego a la Constitución Política, a la que guardará respeto y obediencia; además, que los símbolos patrios solo son el Himno, la Bandera y el Escudo nacional.

La Alianza, contraparte del Gobierno en el diálogo nacional, que tiene como mediador a la Conferencia Episcopal, recordó a las fuerzas armadas nicaragüenses el mandato de ley cuando una autoridad “transgrede” las leyes del país. Archivo/END

La coalición de empresarios, estudiantes, campesinos y otros sectores de la sociedad civil se centra en recordar al Ejército “su naturaleza y su rol en el Estado nacional, de conformidad con lo establecido en la Constitución Política de la República y otras leyes”.

La carta señala que el Ejército de Nicaragua es una institución armada para la defensa de la soberanía, de la independencia y la integridad territorial, “es apartidista, apolítica, obediente y no deliberante”.

 Brenes exhorta a autoridades de la UNAN Managua a no expulsar a estudiantes

En el mismo documento la Alianza Cívica sostiene que no pueden existir más cuerpos armados en el territorio nacional que los establecidos en la Constitución, porque el Ejército es “constitucionalmente el único cuerpo militar armado de la república”.

La Alianza, contraparte del Gobierno en el diálogo nacional, que tiene como mediador a la Conferencia Episcopal, recordó a las fuerzas armadas nicaragüenses el mandato de ley cuando una autoridad “transgrede” las leyes del país. Archivo/END

El escrito detalla que la institución armada tiene prohibido ejercer actividades de espionaje político, y que “cualquier acto contrario a la Constitución Política cometido por autoridad, funcionario o empleado público, constituye un abuso de autoridad o de funciones”.

La carta fue publicada este domingo 2 de septiembre, Día del Ejército de Nicaragua, en homenaje al Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua.

 Iglesia salvadoreña acoge a migrantes nicas

Hasta ahora, el Ejército de Nicaragua se ha mantenido al margen de la crisis y en diferentes momentos ha sostenido que mantiene control, tanto de su personal como de sus armas, y que estos no han tomado parte en actos de violencia.

La Alianza, contraparte del Gobierno en el diálogo nacional, que tiene como mediador a la Conferencia Episcopal, recordó a las fuerzas armadas nicaragüenses el mandato de ley cuando una autoridad “transgrede” las leyes del país. Archivo/END

La Alianza, contraparte del Gobierno en el diálogo nacional, que tiene como mediador a la Conferencia Episcopal, recordó a las fuerzas armadas nicaragüenses el mandato de ley cuando una autoridad “transgrede” las leyes del país.

“La remoción del jefe del Ejército de Nicaragua procede cuando con sus actuaciones transgrede la apoliticidad o apartidismo del Ejército”, enfatiza la Alianza.

En Nicaragua, el jefe supremo de las Fuerzas Armadas es el Ejecutivo, en este caso el presidente Daniel Ortega, quien ha reconocido 198 muertos a causa de la crisis, mientras organismos internacionales y no gubernamentales los cifran entre 322 y 448.