•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) aseguró ayer que agotarán los recursos legales para tratar de revertir el fallo de culpabilidad dictado en los tribunales capitalinos en contra de cuatro promotores de este organismo en Boaco.

Después de un proceso calificado como “viciado” por el organismo humanitario, en la madrugada del sábado, Julio José Ampié Machado, William Efraín Picado, Jaime Ramón Ampié Toledo y Reynaldo Antonio Lira López, fueron encontrados culpables de homicidio frustrado, lesiones y exposición de personas al peligro en perjuicio de simpatizantes sandinistas que pretendían desmontar un tranque en la ciudad de Boaco.

 Aduana atrasa entrega de mercaderías importadas

Según la defensa, en el tranque de Boaco, el pasado 25 mayo, los promotores condenados estuvieron en peligro cuando atacaron a los manifestantes antigubernamentales desde dos camionetas que transportaban a civiles armados, por lo cual tuvieron que resguardarse.

El doctor Julio Montenegro, abogado de CPDH, declaró que el equipo jurídico está a la espera de la lectura de sentencia para preparar la apelación y recordó que todo el proceso tuvo una serie de vicios y elementos que obstaculizaron la defensa.

“Desde poder impedir la comunicación con sus defendidos, la no admisión de elementos probatorios hasta la intimidación hacia los testigos de la defensa. Cuando objetamos (la jueza Nacy Aguirre Judiel) no nos da a lugar, pero cuando objeta el fiscal lo acepta sin siquiera que este fundamentara su queja”, argumentó Montenegro.

 Ortega: “Ejército contribuye a la normalidad”

Montenegro consideró que una vez leída la sentencia, transcurrido el plazo establecido, se interpondrá la apelación en el Tribunal de Apelaciones de Managua. De no tener un fallo positivo, interpondrían un recurso de casación ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia.

El abogado señaló que la labor de los promotores es estar en lugares de riesgo y lamentó que por realizar esa actividad —tomar denuncias y observar la situación— les imputen delitos. En el contexto de la crisis que vive el país, dijo, los promotores de la CPDH sufren una suerte de persecución.