•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El cardenal Leopoldo Brenes, junto a monseñor Silvio José Báez y los cleros de las Arquidiócesis de Managua y la diócesis de Matagalpa, se solidarizaron con monseñor Rolando Álvarez, quien el 2 de septiembre fue agredido por una turba, justo cuando oficiales de la Policía retuvieron su vehículo sobre una carretera.

"Nos solidarizamos y presentamos todo nuestro apoyo y cercanía a nuestro hermano en el sacerdocio y pastor de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando José Álvarez Lagos, y rechazamos las agresiones que sufrió el pasado domingo 2 de septiembre, luego que detuvieron su vehículo en la carretera viajando de Matagalpa a Managua", señala una nota de prensa de la Arquidiócesis de Managua.

El vehículo en que viajaba monseñor Rolando Álvarez, fue detenido por la policía y el religioso empezó a ser acosado de inmediato por un grupo que le gritaba “asesino”, mientras a las personas que lo acompañaban les llamaban “terroristas” y les advertían que les estaban filmando para buscarles después, según un video que circuló en las redes sociales.

La nota de prensa agrega un reconocimiento y agradecimiento especial por "la extraordinaria labor en favor del bien común", realizada por monseñor Álvarez.

"Y ofrecemos a nuestro buen Dios, nuestras plegarias, por su bienestar e invocamos la maternal protección e intercesión de la Virgen María, para que proteja a la Iglesia y a sus pastores", finaliza la comunicación firmada por el cardenal Brenes con fecha de hoy.

También el clero de la diócesis de Matagalpa expresó en un comunicado que "lamentamos profundamente este tipo de actos que atenten contra la integridad y dignidad de nuestro pastor, los improperios en insultos dichos en su contra reflejan una falta de respeto y pobreza de espíritu", indica la comunicación.

"Expresamos nuestro dolor por la agresión recibida ya que siendo una sola familia lo que sucede a uno de sus miembros afecta a todo el cuerpo", señala la carta del clero matagalpino.

Cardenal Leopoldo Brenes y monseñor Rolando Álvarez, durante su reciente visita a Roma. Cortesía/ END

En su punto cuatro, el comunicado del clero de Matagalpa señala que "finalmente esperamos que acontecimientos como los ocurridos no se repitan con ninguno de nuestros obispos miembros del clero o con algún hermano nicaragüense".

"Al contrario deseamos se respete siempre la integridad y dignidad humana que nuestro señor Jesús Cristo, pastor eterno proteja y bendiga nuestra iglesia y a nuestra patria nicaragüense", finaliza el comuinicado emitido desde La Cartuja, Matagalpa.