•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cuerpo del joven Jonathan Manuel Moraga Palacios, de 21 años, fue encontrado en estado de descomposición en el barrio Guadalupe, ciudad de Dolores, Carazo, a 600 metros de su vivienda.

Blanca Palacios, madre del joven, confirmó que el cuerpo encontrado es el de su hijo y agregó que desconoce las causas del crimen.

Según Palacios, su hijo salió de su casa el martes pasado a eso de las 6:30 p.m. hacia los billares ubicados a cien metros de la vivienda y desde entonces, no supo más de él.

“Mi hijo, como todo chavalo de su edad, todos los días iba a jugar billar. Él iba y regresaba a las 8:30 p.m. siempre era igual, nunca desaparecía de esa manera. Ese día no regresó y lo buscamos, pero fue después de dos días que lo reportamos como desaparecido en las redes sociales y en la Policía”, relató la señora.

Agregó que en el barrio pegaron afiches en las calles, pero fue hasta ayer que apareció su cuerpo. Jonathan era el menor de sus dos hijos.

“Yo no sé mucho de lo que ha pasado, porque su papá, Donald Moraga y mi hijo, fueron los que se dirigieron al lugar donde estaba el cuerpo y son quienes saben del caso”, añadió Palacios.

No habrá vela

A eso de las 5:00 p.m. de este martes, el cuerpo de la víctima aún no había sido entregado en el Instituto de Medicina Legal.

“No lo vamos a velar. Creo que en cuanto lo traiga su papá de Managua le vamos a dar cristiana sepultura. Yo solo espero justicia divina, porque de esa nadie se escapa y a mi hijo no me lo van a regresar”, expresó la madre.

El joven Jonathan era técnico en mantenimiento industrial y técnico en telecomunicaciones. Su madre argumentó que su hijo no tenía enemigos y que tampoco se involucró en marchas ni en ningún tranque. El día que desapareció solo portaba su celular, las llaves de su casa y su cartera.

El cuerpo del joven fue encontrado a eso de las 12:00 del mediodía del martes, por dos bebedores consuetudinarios que merodeaban en la zona.

Daniel Aburto y Ana García, los dos bebedores que encontraron el cuerpo, fueron llevados en una patrulla hacia la estación policial de Jinotepe en calidad de investigados.