•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas debate este miércoles la crisis en Nicaragua y el canciller Denis Moncada es quien ha estado en representación del gobierno nicaragüense.

A continuación El Nuevo Diario publica de manera íntegra el discurso de Denis Moncada ante el Consejo de Seguridad de LA ONU.

En Nicaragua somos amantes de la paz, fortalecemos la seguridad, promovemos y defendemos los derechos humanos de forma integral, el gobierno y el pueblo nicaragüense defiende el principio de independencia y soberanía, tal como lo establece la carta de las Naciones Unidas, por tanto demandamos y exigimos el cese de toda política injerencista que viola el derecho internacional.

Existe consenso en este Consejo de Seguridad de que Nicaragua no representa una amenaza a la paz y la seguridad internacional, por tanto su inclusión en esta reunión es una clara injerencia a los asuntos internos de Nicaragua y una violación a carta de la Naciones Unidas y del derecho internacional.

La realidad ha sido reconocida a nivel internacional incluyendo órganos y agencias de las Naciones Unidas, que nuestro país es un factor de estabilidad, paz y seguridad regional con importantes indicadores positivos en desarrollo económico, político, social, disminución de la pobreza equidad de género y de seguridad ciudadana siendo un muro de contención ante el crimen organizado internacional, el terrorismo y la narco actividad en la región.

Con relación al crecimiento económico, según cifras del Banco Mundial, el FMI y la Cepal, Nicaragua ha presentado un crecimiento económico sostenido del 5.2 % en los últimos años, lo que ha permitido duplicar su producto interno bruto. Entre los logros más importantes de Nicaragua destaca la reducción de la pobreza. La pobreza general y la pobreza extrema se ha reducido a la mitad en los últimos años, así lo han reconocido diferentes organismos internacionales. 

Nicaragua es parte de los tratados de derechos humanos y es un país respetuoso de sus compromisos. Este consejo no es el órgano competente para abordar esta materia, los derechos humanos deben abordarse mediante diálogo constructivo no confortativo, no politizados y basados en los en principios de imparcialidad, objetividad y no selectividad. Nuestro pueblo sigue defendiendo la paz y seguridad que hemos venido construyendo.

El pueblo de Nicaragua tiene derecho a vivir en paz, a seguir avanzando en la erradicación de la pobreza y de continuar con soberanía y dignidad en la lucha por lograr el desarrollo sostenible y el buen vivir de nuestra población. 

Nuestro pueblo y gobierno ratifican su compromiso por la paz y promueve un verdadero dialogo entre los nicaragüenses, esa es la verdadera ruta que puede existir, es el diálogo que los nicaragüenses hemos construido para garantizar la paz, la seguridad y progreso de nuestro país.

Fotografía cedida por la ONU donde aparece un vista general del pleno del Consejo de Seguridad durante una intervención sobre la situación en Nicaragua./EFE

Agradecemos a los países miembros del Consejo de Seguridad y a los países que han reconocido que Nicaragua no es una amenaza para la paz y que no amerita ser parte de las agenda de este consejo,  esa solidad expresada es coherente con los principios del las Naciones Unidas.

Recordemos que Estados Unidos fue condenado en la Corte Internacional de Justicia por actividades militares y actos de terrorismo en contra de Nicaragua, el pueblo nicaragüense y la comunidad internacional estamos esperando que los Estados Unidos cumplan con la sentencia, indemnizando a  Nicaragua y de esa manera respeten los derechos de todo un pueblo que es el pueblo de Nicaragua.