•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Un juez de Managua admitió hoy una acusación contra dos dirigentes estudiantiles acusados por la muerte de un universitario el pasado 20 de abril en el municipio de León en el marco de las protestas en Nicaragua contra el Gobierno que preside Daniel Ortega.

El juez quinto de distrito penal de audiencias de Managua, Julio Cesar Arias, admitió la acusación contra Byron José Corea Estrada (23) y Christopher Nairobi Olivas Valdivia (18) señalados por la Fiscalía de incendiar el pasado 20 de abril el Centro Universitario de la Universidad Nacional (CUUN-León) en el que resultó calcinado el estudiante Cristian Emilio Cadena.

 Lea: Denuncian despido de médicos que atendieron a heridos en León

El Ministerio Público también responsabiliza a los dos jóvenes por el incendio de las instalaciones de la Lotería Nacional y otros establecimientos en la ciudad de León, 90 kilómetros al noroeste de Managua, así como por provocar lesiones a otros dos universitarios.



La Fiscalía acusa a los dos universitarios por los delitos de asesinato agravado, incendio, terrorismo, daño agravado, robo agravado y lesiones graves y leves.

Fiscalía acusa a estudiantes universitarios detenidos en León

Corea Estrada es líder del Movimiento 19 de Abril de León y estudiante de odontología de la UNAN-León; mientras Olivas Valdivia estudia derecho en esa misma universidad.



De acuerdo con la versión policial, los detenidos utilizaron armas de fuego convencionales, artesanales, morteros y bombas molotov para incendiar el CUUN-León y las demás instalaciones.

Familiares de estudiantes detenidos en León reclaman su liberación

Nicaragua vive desde el 18 de abril una crisis social y política, que ha generado varias protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega y un saldo de más de 400 muertos, según organismos de derechos humanos locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo cifra en 198 los fallecidos.



La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) ha responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", así como por ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros, violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos.

Policía de Nicaragua acusa de terrorismo a estudiantes detenidos en León

En una entrevista con la Agencia Efe en Managua, el presidente Ortega negó que haya sofocado las protestas con represión, no se siente responsable de las muertes en las calles durante los últimos meses y culpó a EE.UU. y al narcotráfico de financiar, apoyar y armar a grupos violentos.

Las manifestaciones contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.