•  |
  •  |
  • END

Corresponsal Costa Rica
Las autoridades sanitarias de Costa Rica, exhortaron a la población a mantener la calma y a no alarmarse más de la cuenta, tras confirmar el fallecimiento de la primera víctima por la influenza humana, la madrugada de este sábado.

La ministra de esa cartera, María Luisa Ávila, dijo que el nivel del manejo de la emergencia se mantiene igual para la población y para los funcionarios que realizan las labores de prevención y detección del virus en los puestos de ingreso al país y en los centros asistenciales.

“No se están emanando más medidas que las que se han estado aplicando. Seguimos trabajando igual, y, precisamente, esas acciones son las que nos ha permito detectar los casos que se han comprobado”, sostuvo.

Indicó que desde días atrás se está utilizando una boleta especial que debe llenar cada persona que intente salir o ingresar al país a fin de analizar casos potenciales o para darle seguimiento.

Siete casos confirmados

La funcionaria reiteró que además del fallecido, Manuel de Jesús Arévalo, de origen salvadoreño, otros siete casos fueron confirmados tras un segundo análisis de los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades de los Estados Unidos.

Recalcó que éste sucumbió, a pesar del tratamiento, porque padecía diabetes y otra enfermedad pulmonar crónica conocida como Epoc.

Ávila reiteró que lo población no debe alarmarse, y que aún no es necesario suspender las clases o encuentros deportivos, pero instó a que se procure no visitar lugares donde exista mucha concentración de personas.

“Las acciones de control son las mismas. A la población lo que se le pide es que acate las medidas de prevención para evitar nuevos casos. Lo positivo es que no han surgido nuevos casos, y los que dieron positivo están bajo control. Por el momento no es necesario tomar otras acciones pero de ser necesario se darán”, adujo.

Puesto médico en Sapoá

En el caso del puesto de Peñas Blancas, a los que salen para Nicaragua, ya les están permitiendo hacer sus trámites en las ventanillas, pero antes deberán llenar un formulario de ubicación y de síntomas, aunque no se ha visto personal médico como en el caso del puesto de Sapoá de Nicaragua.

“A los funcionarios de Migración se les capacitó para este tipo de emergencias. Ellos tienen los conocimientos necesarios para proceder en una eventualidad”, justificó Jesús Escalona, asistente de operaciones de la Cruz Roja costarricense.

En tanto, la Embajada y Consulado de Nicaragua están orientando por medio de carteles e información verbal, las medidas que deben tomar los nicaragüenses que viajarán a su país.

En los corredores se observan los carteles donde se les explica las medidas que deben tomar, así como las acciones personales para evitar ser contagiados.

“Tenemos información que nos ha facilitado tanto el Ministerio de Salud de Nicaragua como el de Costa Rica. Además, si los compatriotas necesitan información adicional se la brindamos”, comentó el embajador, Harold Rivas Reyes.

lmendoza@elnuevodiario.com.ni