•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los líderes estudiantiles miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que fueron apresados el martes en Managua, permanecen detenidos en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), sin que las autoridades informen los cargos por los que son investigados.  

 Fitch mantiene en observación negativa a cuatro bancos

La mañana de ayer simpatizantes sandinistas que mantienen tomadas las afueras de la DAJ, también conocida como El Chipote, agredieron a los familiares de los jóvenes cuando intentaban entregar comida y conocer sobre la situación de estos, denunció Mercedes Dávila, mamá de Edwin Carcache, quien quedó en prisión junto a Alejandro Francisco Centeno López.

Carcache y Centeno López fueron capturados junto a Grecia Ramírez, Iskra Malespín, Judith Mairena y Arianna Moraga, cuando se dirigían a una reunión de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia. Las cuatro jóvenes fueron liberadas horas después.

Dávila, señaló que al momento de preguntar por su hijo, el guarda de la entrada en El Chipote, le dijo que ellos no daban información de “terroristas ni tranqueros”.

“La gente que estaba ahí comenzó a vociferar insultos y me arrebataron el teléfono. Les exigí que me lo regresaran”, denunció Dávila quien tuvo que forcejear para recuperar el aparato.

“El presidente dice que aquí no hay presos políticos; sí hay presos políticos, mi hijo Edwin es uno de ellos”, agregó.

 La familia de Nahiroby dice tener pruebas de la inocencia del joven

En tanto, el padre del universitario quien lleva su mismo nombre, hizo énfasis en que este fue arrestado sin ser acusado de ningún delito, “pero estamos seguros de que va a pasar igual que otros casos, que les van a inventar cargos por terrorismo y otros”, sostuvo al interponer denuncia ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

“Mi hijo es egresado de la carrera de Comunicación Social en la Universidad Centroamericana, con un porcentaje de 94, no es un terrorista. Desde el lunes me avisaron que los estaban persiguiendo y que mejor no saliera porque ahora iban con todo sobre él”, agregó la madre de Edwin Carcache, quien desde hace casi cuatro meses se resguardaba en casas de seguridad.

Dávila demandó la libertad de su hijo a quien considera prisionero político y no un delincuente, a como lo quieren calificar las autoridades.

“Mi hijo no es terrorista ni tranquero. Él lo que hizo es luchar por la democracia”, enfatizó.

El director de la CPDH, Marcos Carmona, señaló que se está preparando el recurso de exhibición personal.  

Agregó que aunque persiste una violación a la legalidad y los derechos ciudadanos, agotarán los recursos legales

Preso por portar bandera

En tanto, Alejandro Centeno, papá de Alejandro Francisco Centeno López, también exigió ayer la liberación de su hijo.

“Pienso que la forma en la que fue capturado es ilegal. Por eso les pido a las autoridades que lo saquen. ¡Qué delito más grande es portar la bandera de Nicaragua!, la bandera nuestra. Él no ha cometido nada (ilegal), no es un asesino”, manifestó Centeno.

 SIP distingue al periodismo independiente de Nicaragua

Alejandro Francisco Centeno López, originario de Bluefields, cumplirá 21 años en noviembre próximo. Es estudiante becado en la Universidad Centroamericana (UCA), en donde cursa quinto año de la carrera de Mercadotecnia, con mención en Administración de Empresas y es parte del Movimiento Universitario 19 de Abril (MU19A).

“Él se unió a este movimiento estudiantil cuando vio toda la violencia que estaba ocurriendo en la UCA”, dijo su padre.

El abogado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Salvador Marenco, señaló que la detención de Centeno López “es una muestra más de la represión e intimidación gubernamental a quienes se les oponen”.

Marenco sostuvo que contra el joven estudiante no existe ninguna orden de captura,  tampoco denuncia por delito alguno.

La captura “ilegal” de estos jóvenes ya es del conocimiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, dijo, tras mencionar que el Cenidh acompañará el caso.