•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los Comités de Agua Potable y Saneamiento (CAPS), ubicados en el corredor seco, principalmente en el occidente de Nicaragua, son afectados por la falta de lluvia en este punto del país.

Uno de los municipios más afectados es Santo Tomás de Norte, en Chinandega. Según Julián Calderón, coordinador de CAPS de este pueblo, el pozo de donde extraen el agua para abastecer alrededor de 300 personas, ha disminuido su nivel y ha provocado dificultades para bombear el líquido.

 Lea: Pronostican lluvias por ondas tropicales

Calderón precisó que el sistema de agua es de bombeo eléctrico y este les lleva agua a 200 personas del casco urbano de Santo Tomas del Norte. De igual manera, abastece a 100 habitantes de una comunidad llamada El Barrio. En este municipio la mayoría de las viviendas no cuentan con sistema de agua potable, sino con pozos.

“En Santo Tomás no llueve, mayo fue el único mes en que ha llovido parejo. En junio y julio nada, y en agosto para los últimos días cayeron algunas lluvias”, afirmó.

De los pozos apenas se están sacando dos bidones de agua por el día y por la noche, detalló Calderón, quien añadió que en comparación con el año pasado la cantidad ha disminuido.

“No se está bombeando nada de agua. En este momento pensamos en buscar otro pozo”, declaró. Calderón afirmó que la Alcaldía de Santo Tomás del Norte está llegando a dejar agua en pipa todos los días para cumplir con la demanda.

 De interés: Onda tropical causa lluvias en varios municipios del país

Explicó que vive en una comunidad llamada El Granadillo, ubicada a unos kilómetros del casco urbano. En este lugar se bombea agua para 170 personas dos veces a la semana.

“Además de la falta de lluvia, el precio de la energía nos tiene al borde de que el sistema deje de funcionar”, aseguró.

Calderón afirmó que las cosechas también ha sido afectadas, quebradas se han secado y el río Guasaule ha bajado su caudal.

“Este río lo utilizamos para dar de tomar agua al ganado. Otro de los problemas es que la minería ilegal en Honduras lo contamina y eso nos afecta”, aseguró.    

Preocupación

José Francisco Salgado, presidente de la Red de CAPS, afirmó que se están reuniendo para abordar la situación de los comités en Chinandega. Temen que con la posibilidad del fenómeno El Niño el próximo año, la crisis se agrave.

 Además: La deforestación interrumpe el patrón regional de lluvias

“Lo que hemos sugerido es que se siembre más para que el próximo año, se coseche toda el agua posible”, expresó Salgado, quien indicó que el resto de CAPS, no han tenido problemas por la falta de lluvia. La red de comités está conformada por 5,000 CAPS, de los cuales 800 son sistema de bombeo eléctrico.

Según el análisis climático del Observatorio de Fenómenos Naturales (Ofena) en agosto las posibilidades de que El Niño se instale fueron de un 56% y probablemente aumente a inicio de 2019.