•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Ana Valle, dirigente del Movimiento Universitario 19 de Abril en León, denunció haber sido víctima de acoso y agresiones hoy por parte de empleados y un policía, dentro de la Unversidad Nacional Autónoma de León.

La estudiante relató que se encontraba con otros estudiantes en el recinto Campus Medico de la UNAN-León, cuando fue acosada por cuatro miembros del Movimiento Universitario de la Universidad Nacional (CUUN), y agredida por dos guardas de seguridad, que intentaron detenerla.

Sin embargo, la dirigente universitaria fue auxiliada por estudiantes que presenciaron la agresión.

“Fui perseguida por guardas de seguridad hasta el parqueo, siguiendo órdenes de dirigentes del CUUN y por un policía que se encontraba dentro de la universidad, y en el portón principal otros sujetos detuvieron el taxi que yo acababa de abordar, me bajaron del vehículo y me agarraron entre cuatro hombres, me estaban lastimando, pero pedí auxilio y varios muchachos me ayudaron, me escapé y así logré ponerme a salvo”, denunció Valle.

Según Valle, la inseguridad que se vive dentro de la universidad es evidente.

“Nada está normal en el país, esto que me ocurrió es un atropello total, es lamentable que la universidad esté convertida en una escoria, me da asco saber que la diputada Flor de María Valle es la rectora de nuestra universidad”, expresó Valle luego de la agresión que sufrió en horas del mediodía en el interior del recinto del campus médico.

De acuerdo a Yerri Estrada, también dirigente de este movimiento universitario, el asedio en contra de los dirigentes del Movimiento Universitario 19 de Abril es permanente, además responsabilizó por la agresión que sufrió Ana Valle a los dirigentes del CUUN y a la rectora Valle.

Un docente de la Facultad de Odontología en la UNAN-León, que por temor a represalias solicitó que omitiéramos su nombre, denunció que las autoridades del departamento de Bienestar Estudiantil y dirigentes del CUUN han conformado comités de vigilancia en cada una de las aulas de clases, además confirmó la presencia permanente de policías y parapolicias.