•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un peritaje de huellas ofrecido en una ampliación de pruebas presentada este jueves por la Fiscalía,   favorece a uno de los acusados de haber saqueado la casa del comisionado mayor, Juan Valle Valle en el barrio en Villa Progreso el pasado 20 de junio en Villa Progreso, Managua.

De acuerdo al peritaje presentado ante la jueza Décimo Distrito Penal de Juicio, Nancy Aguirre, las huellas dactilares de Albert Quincel Bernard Monroe, de 25 años, no se corresponden con las encontradas en la vivienda. La misma prueba científica incrimina al joven capitalino Guillermo Sobalvarro Oporta, de 22 años, otro de los acusados.

En la ampliación de pruebas la Fiscalía ofreció peritajes químicos hechos en lanza morteros presuntamente ocupados a los acusados, y donde según el Instituto de Ciencia Forense fueron encontrados residuos de pólvora.

Un informe de Averías, Explosivos e Incendios (Avexis) donde se indica que se encontró residuos de pólvora en las armas hechizas o artesanales, que según la Policía fueron ocupadas a los acusados, también fue ofrecido en la ampliación de pruebas.

El Ministerio Público podrá presentar en el juicio por robo con fuerza contra los dos acusados,   previsto a iniciar el próximo 12 agosto, un peritaje de balística donde se dice que las armas artesanales no están aptas para disparar.

Defensa protesta

La ampliación de pruebas de la Fiscalía en este caso fue aceptada por la judicial Nancy Aguirre, pese a la protesta de la abogada defensora Yonarquis Martínez, quien alegó que el documento fue presentado el 22 de agosto, dos días antes de la fecha en que estaba programado inicialmente el juicio.

“El Código Procesal Penal establece que la ampliación de pruebas debe ser presentada diez días antes del inicio del juicio y aquí lo hicieron dos días antes”, alegó la Defensa.

Ante el reclamo de la Defensa,  la jueza señaló que los plazos del término del proceso estaban se suspendieron a partir del 20 de agosto por motivo de fuerza mayor, porque el ese día el Sistema Penitenciario no llevó a los reos.