•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Periodistas, jefes de información de distintos noticieros, directores y comunicadores de medios independientes denunciaron este sábado la continua presión del Gobierno de Nicaragua hacia el periodismo independiente, desde que comenzó la crisis sociopolítica en abril. 

En un panel celebrado este sábado, en el Día Internacional del Periodista, los comunicadores nicaragüenses denunciaron amenazas, persecución, asedio y presiones a medios independientes que “tienen como objetivo principal silenciar a la prensa”, expone el tercer pronunciamiento del “Foro de periodistas independientes”.

“Hemos sufrido una represión brutal”, dijo Mauricio Madrigal, jefe de prensa del noticiero Acción 10, quien relató cómo sus periodistas han sido perseguidos, uno de ellos incluso secuestrado y golpeado, y varios de sus corresponsales asediados hasta que abandonaron su puesto.

Periodistas vigilados

Edison Lanza, relator especial para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), expuso en el mismo panel que continúan recibiendo denuncias de vigilancia a las casas de periodistas independientes “por parapoliciales amparados por el Gobierno”. 

Señaló la gravedad del “permanente ambiente de amenaza y de posibilidad de que ocurra una detención arbitraria, una desaparición incluso” que afecte a los periodistas.

Lanza aseguró que las presiones son específicamente hacia “los medios de comunicación que no se alinean con el discurso oficial”. Además, repasó los casos más emblemáticos de amenazas y censura a medios de comunicación, como el asesinato del periodista Ángel Gahona, la quema de la Radio Darío, la destrucción de material informativo de quienes cubren protestas, las expulsiones de periodistas extranjeros, las interrupciones de señal de medios televisivos y el ataque a medios digitales.

Presiones a canales 10 y 12

Los periodistas independientes denunciaron diferentes formas de presión hacia los canales de televisión abierta 10 y 12.

En el caso del noticiero del Canal 10, Acción 10, esta se ha manifestado a través de “una campaña difamatoria en contra de (Mauricio) Madrigal, la administración del canal y sus periodistas” y en el de Canal 12, en “asedio constante del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social y la Dirección General de Ingresos que de manera permanente mantienen inspecciones en busca de la menor falta para imponer reparos o multas”.

De acuerdo con los periodistas, si el Gobierno logra cerrar el noticiero Acción 10 y “doblegar” al Canal 12, “tendrían el control absoluto sobre la televisión nicaragüense, ya que tienen en su poder los canales 4, 8, 13, 19, 22, 24 y 98, además del Canal 6 que es estatal y TV Noticias de Canal 2”.

De sucumbir estos medios a las presiones gubernamentales, este sería un “duro golpe a la libertad de prensa, la libertad de expresión y la libertad de información”, porque se “habrá puesto una mordaza a periodistas independientes que quieren ejercer su profesión de manera digna y cumplir con su compromiso de informar a su audiencia”, señala el pronunciamiento. 

Además, sería un golpe a la libertad de información porque la población “cada vez tendría menos opciones de informarse a través de los medios independientes, disminuyendo su capacidad de acceder a información contrastante”.

Deterioro

El relator especial para la libertad de expresión de la CIDH, Edison Lanza, señaló que en los últimos años los informes anuales de su relatoría señalaban tres características recurrentes realizadas por el Gobierno de Nicaragua: el control político de los medios de comunicación a través de la propiedad de varios medios, el duopolio de medios entre el empresario mexicano Ángel González y la familia Ortega Murillo, y la disposición de medios públicos al servicio del Gobierno.

“La democracia pasa por que el Estado cumpla realmente con el rol de garante de libertad de expresión y en esto están todos los medios (de comunicación) incluidos”, explicó Lanza, quien aseguró que su relatoría continúa monitoreando “día a día” la situación del ejercicio periodístico en Nicaragua. 

CIDH condena ataques contra periodistas en Nicaragua

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó este sábado los ataques contra periodistas y medios de comunicación en Nicaragua en el marco de la crisis sociopolítica que comenzó el pasado mes de abril.

periodistas denuncian persecución política y financiera  por parte del gobierno. Orlando Valenzuela\END

"La Relatoría Especial sobre Libertad de Expresión de la CIDH condena ataques, presiones políticas y censura indirecta contra periodistas y medios de comunicación de Nicaragua", señaló ese ente, adscrito a la Organización de Estados Americanos (OEA), en un tuit. 

Representantes del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), establecido por la CIDH, dan seguimiento al cumplimiento de las recomendaciones y medidas cautelares emitidas por ese ente en su informe ante el Consejo Permanente de la OEA, que consisten principalmente en que el Gobierno cese la represión y garantice el respeto a los derechos humanos.

Nicaragua vive desde el 18 de abril una crisis social y política que ha generado varias protestas contra el Gobierno y un saldo de más de 300 muertos, según organismos de derechos humanos locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo cifra en 198 los fallecidos.