•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), dijo en Miami que es inadmisible que un segundo país del continente americano se vaya por el despeñadero, refiriéndose a la crisis en Nicaragua y a la crisis humanitaria que atraviesa Venezuela.

Las declaraciones las brindó el secretario general de la OEA al participar en el cierre de la XV Cumbre Latinoamericana de Marketing Político y Gobernanza, realizado del 5 al 7 de septiembre en Miami, Estados Unidos.

“En esa sesión nos denunció la comisión, por parte del Estado del régimen nicaragüense, de crímenes como asesinatos, tortura, violación y la situación de más de mil presos políticos. Es inadmisible completamente que otro país del continente se vaya por el despeñadero de la dictadura”, dijo Almagro ante todos los presentes en la clausura de la cumbre.

El secretario general de la OEA comentó que los organismos internacionales deben también ser conscientes de que no pueden permitirlo (que Nicaragua siga el camino de Venezuela), y agregó que “debemos en cada caso dar las respuestas desde la comunidad internacional para asfixiar la dictadura que también se viene instalando en Nicaragua”.

Solución democrática

Añadió que los responsables de las violaciones de los derechos humanos de los nicaragüenses deberán enfrentar la justicia.

“La situación de violación de derechos humanos hace imprescindible una solución democrática en Nicaragua, exigimos respeto a la integridad física y moral de las iglesias, campesinos y estudiantes en el país”, expresó.

Almagro afirmó que deben “ser consecuentes siempre”, debido a que no considera posible llevar adelante el sentido humano de la política y ser insensibles a la tortura, al asesinato, a la violación, y a la existencia de presos políticos.

El secretario general de la OEA finalizó su intervención con la siguiente frase: “Es inadmisible cualquier forma de permisividad con esos casos, no hay margen de error, como dijo el diputado venezolano Juan Requesens, días antes de ser detenido; ‘Yo me niego a rendirme’”.

En la XV Cumbre Latinoamericana, el expresidente de Bolivia, Jorge Quiroga, también se pronunció en contra del totalitarismo en la región.

El exmandatario afirmó que América Latina vive un momento determinante en el que “está en curso un proyecto totalitario para instaurar cuatro Cubas: la original de la isla, Venezuela, Nicaragua y Bolivia”.

Quiroga hizo un llamado a los países de la región a sumarse para recuperar la democracia. 

“Sigamos apoyando la recuperación de la democracia y la libertad” para volver a tenerla algún día en esos cuatro países, añadió.