•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una eucaristía de acción de gracias a favor de la justicia y la libertad de los presos políticos, celebrada este sábado a las 2:30 de la tarde en el templo San Sebastián, en León, fue asediada por policías, parapolicías y simpatizantes del Frente Sandinista.

En el contorno del edificio religioso se instalaron los policías y parapolicías encapuchados y fuertemente armados, e incluso parquearon una unidad policial en el portón principal del templo, provocando temor entre los feligreses y transeúntes que circulaban por el lugar.

Antes de culminar la eucaristía, presidida por el padre Léster Ortiz, una caravana del Frente Sandinista pasó por el templo interrumpiendo el acto religioso al sonar música a favor del partido gobernante con sus altoparlantes.

El irrespeto a la celebración religiosa molestó a los feligreses, quienes sin embargo evitaron en todo momento caer en la provocación.

Luego de culminada la eucaristía, los policías permanecieron en el lugar hasta pasada las 4:00 de la tarde.

Bocinas e insultos

“Es una situación reprochable, la Policía ha dejado de servir al pueblo, claramente obedece a un partido político, anda resguardando las manifestaciones del orteguismo, que este día (sábado) se presentaron a la iglesia a interrumpir la eucaristía, sonaron los pitos de las motocicletas, gritaron insultos y sonaron música en altoparlantes de una manera provocativa”, dijo una de las feligreses que se definió sin ideología política.

Mario Velásquez, otro de los feligreses y miembros del Movimiento Autoconvocados de León, expresó que desde el pasado 15 de agosto cuando fueron secuestrados los estudiantes Byron Corea, Christopher Nahiroby Olivas y Luis Quiroz, dirigentes del Movimiento Universitario 19 de Abril, se han suspendido las marchas antigubernamentales.

“La eucaristía a favor de la justicia y la libertad de los presos políticos fue una iniciativa para reconfortar la tristeza y el dolor que viven no solo tres familias que sufren por ver a sus hijos encarcelados, sino que estamos pidiendo a Dios por la liberación de todos los presos políticos”, dijo Velásquez.

Una de las religiosas del templo San Sebastián en León confirmó que la Policía asedia todos los días el templo San Sebastián.

“Parquean sus unidades en el costado norte del templo religioso, con su presencia tratan de intimidar, de crear terror entre los jóvenes y población en general que intente reunirse en la plaza San Sebastián para protestar, a como lo venían realizando desde abril”, expresó la religiosa.