•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El sacerdote Edwin Román de la iglesia San Miguel de Masaya, denunció que esta tarde fue agredido por el comisionado Ramón Avellán, recién nombrado sub director de la Policía Nacional, quien junto a varios policías antimotines y simpatizantes sandinistas, se plantaron frente a la iglesia con un alto parlante al momento que se celebraba una misa.

El cura relató que a las tres de la tarde, mientras en la iglesia se realizaba una misa, él personalmente salió a decirle al comisionado Ramón Avellán, jefe de la Policía en ese departamento, que por favor le bajaran el volumen al alto parlante que sonaba música a favor del partido de gobierno, porque interrupían el servicio religioso.

"Yo me acerqué para que le bajaran el volumen, y entonces allí mismo fui agredido por Avellán, quien me empujó e inmediatamente una jauría empezó a insultarme con palabras que no puedo publicar... quiero hacer esta denuncia ante el pueblo nicaragüense y ante la comunidad internacional, pero no porque tenga miedo", dijo a periodistas el sacerdote Román.Desde las 2 de la tarde, frente a la iglesia San Miguel de Masaya, un grupo de policías antimotines dirigidos por el comisionado Avellán, se tomaron el parque frente a la Iglesia San Miguel en la ciudad de Masaya.

Un testigo de los que estaban dentro de la iglesia en ese momento relató que "estábamos en la misa, pero el fuerte sonido de una música no dejaba escurchar el sermón, por lo que el padre salió a solicitar que le bajaran al volumen, y detrás de él fuimos un grupo, porque nuestro temor era que se lo llevaran arrestado", expresó Reynaldo Amador.

Cuando el comisionado Avellán empujó al sacerdote, los feligreses salieron en defensa del párroco, quien no respondió al golpe recibido, sino que procedió a retirarse del lugar para refugiarse en el templo, informaron otros testigos.

"Los antimotines estaban armados y parece que todo era un plan, aquí no vamos a dejar que se lleven a ningún sacerdote porque está todo un pueblo para defenderlo", dijo doña Jessica López, quién también presenció la agresión.

Los habitantes vecinos a la Iglesia San Miguel también denunciaron que la parroquia vive bajo constantes amenazas y asedio por parte de los simpatizantes sandinistas.Policías armados y simpatizantes sandinistas asediaron la iglesia San Miguel de Masaya, donde el sacerdote Edwin Román asegura fue agredido por el comisionado Ramón Avellán.Julio Reyes, habitante del lugar y quien estaba en el parque en ese momento, comentó: "aquí no hay tranquilidad y el padre vive bajo amenazas, las turbas vienen en todo el día, motorizados se parquean en el parque y empiezan a gritarle asesino, incluso le han llegado a tomar fotografías", afirmó.

Hoy fue cancelada la marcha de los globos en la ciudad de Masaya, para demandar la liberación de los presos políticos, debido a la fuerte presencia de antimotines y policías desplegados en los puntos por donde recorrería la actividad.