•  |
  •  |
  • END

LEÓN

Una serie de objetos personales y domiciliares, con gran valor sentimental para la investigadora social, y defensora de los derechos de los inmigrantes, Martha Cranshaw, fueron sustraídos el pasado 13 de abril, durante el desalojo perpetrado supuestamente por militantes del Frente Sandinista, en la propiedad de la legendaria guerrillera, en la tercera calle del reparto Fátima.

La señora Cranshaw y varios miembros de su familia llegaron este lunes 11 de mayo a su residencia en León, a tomar posesión nuevamente de su propiedad, que fue usurpada durante un período de 30 días, a la vista y paciencia de las autoridades.

En la entrega oficial, estuvieron presentes dirigentes de Centro Nicaragüense de Derechos Humanos.

Ofrece pagar el Estado

Pablo Ventura Hernández, Procurador Auxiliar en el Occidente del país, destacó que la propiedad fue entregada a su verdadera propietaria con un inventario de los bienes inmuebles que se encontraban dentro de la casa, después del desalojo.

“Todos los bienes materiales que hagan falta en esta casa, que por una u otra razón hayan desaparecido durante el desalojo, el gobierno de Nicaragua los va a pagar, aunque le aclaramos a doña Martha (Cranshaw), que este incidente no fue provocado por el gobierno, sino que por personas que tomaron atribuciones que no les compete e hicieron lo que hicieron”, dijo el funcionario de la Procuraduría Departamental.

Saquearon el inmueble

Martha Cranshaw llegó a su residencia a las nueve de la mañana e inmediatamente realizó un recorrido por el inmueble, y detalló a las autoridades de la Procuraduría y del Cenidh, que le hacían falta un sinnúmero de objetos personales, así como enseres del hogar.

“El hecho de que retorne la vivienda a su legítima propietaria, usuaria en derecho y en dominio, es algo importante, pero hay una serie de bienes absolutamente personales que están ausentes y que se llevaron, todavía no he cuantificado los daños, pero quiero decirle a la población nicaragüense, que yo me siento agraviada por el hecho de que se introdujeron a mi vivienda, en la forma en que lo hicieron, y ahora con los bienes que no aparecen”, señaló Cranshaw.

La investigadora detalló que se siente agraviada como nicaragüense por el desarrollo de una política de intromisión, de allanamiento de morada, y de irrespeto a la propiedad privada.

“Este tipo de despojo debe de ser frenado, y en particular creo que el presidente de la República (Daniel Ortega), quien señala que son terceras personas, debe acusar a esas terceras personas ante los tribunales”, expresó, tras mencionar que el daño principal fue hecho al Estado.

No volveré a las filas del FSLN

De acuerdo con Martha Cranshaw, las personas que creen que devolviéndole la propiedad será razón suficiente para que ella regrese a las filas del FSLN, es porque viven sumamente equivocadas, “éste es un daño a una nicaragüense, he actuado con la fuerza necesaria para que este tipo de procedimiento no siga ocurriendo en otras personas”.

Además, señaló que los responsables del desalojo, allanamiento de morada y hurto, son personas muy cercanas al Frente Sandinista, y han estado muy de cerca en León desde hace mucho tiempo, primero durante el proceso electoral, asegurando la victoria del FSLN, tal es el caso de Lenín Cerna y de otras personas, aseveró.

Entre los enseres domiciliares y personales que desaparecieron después del desalojo, se detalla una colección de artesanías, varios cuadros de pared, dos espejos antiguos, una pintura de Sandino, un librero de vidrio, un baúl hondureño que era utilizado como bar, un reconocimiento de la Juventud Sandinista, una cama y un colchón ortopédico, así como un tanque de gas licuado, ropa, sabanas y colchones.

El pueblo no debe pagar nada

Aunque el procurador auxiliar, Pablo Ventura Hernández, manifestó que el Estado pagaría todos los bienes materiales a la señora Cranshaw, la asesora legal del Cenidh, Wendy Flores, manifestó que es contradictorio que el pueblo nicaragüense pague lo que otros se robaron.

“Es contradictorio que el Estado asuma la reparación de daños que hicieron personas particulares y no funcionarios del Estado. Creo que no es un procedimiento correspondiente para realizar la indemnización, hay que investigar las acciones penales y de orden civil, que se deben seguir en contra de estas personas, dijo.

Flores expresó que el Cenidh dará acompañamiento a la luchadora social hasta que se le restituya todo lo perdido, y que exista una sanción en contra de los responsables del acto.