•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A pesar del asedio de agentes de tránsito de la Policía Nacional, que llegaron con grúas a las principales vías de Managua, decenas de conductores participaron este lunes en el paro vehicular, convocado por la Alianza Cívica por la Democracia y la Justicia, como parte de las protestas que se están realizando en el país en contra del Gobierno.

Al menos unas ocho patrullas policiales se desplegaron entre la rotonda Rubén Darío, cerca de Metrocentro, y la rotonda Jean Paul Genie, donde se esperaba que los conductores se detuvieran y apagaran sus vehículos por media hora, entre las 4:30 y las 5:00 p.m.

Los protestantes optaron por hacer paros escalonados sobre esta vía, una de las más concurridas de la capital.

Algunos de los participantes sacaron sus banderas azul y blanco y sonaron las bocinas en apoyo al paro, que también se realizó por la liberación de los aproximadamente 300 presos políticos que registran organismos de derechos humanos locales. Sin embargo, no se detenían por mucho tiempo, por el temor de ser multados por los oficiales de tránsito y que se llevaran los carros con las grúas.

En otras zonas, los conductores también bajaron la velocidad para detener el tráfico para apoyar la iniciativa.

El paro vehicular se enmarcó dentro de las actividades organizadas por la Alianza Cívica en oposición al Gobierno para exigir la liberación de los manifestantes detenidos, entre los que se cuentan campesinos, comerciantes y universitarios.