•  |
  •  |
  • END

El presidente de la Contraloría, Guillermo Argüello Poessy, aseguró que el titular putativo del Consejo Supremo Electoral, CSE, Roberto Rivas Reyes, no adjuntó ni un solo documento a la última declaración de probidad que rindió ante el ente fiscalizador en 2000, una situación de la que informarán a la Asamblea Nacional para que proceda conforme ley.

El colegiado confirmó que Rivas Reyes, hasta la información de la Contraloría, que es el único funcionario de alto rango que ha violado la Ley de Probidad de los Servidores Públicos, al no haber presentado su declaración de patrimonio de cese y la de inicio de funciones en 2005.

“Vamos a esperar que el magistrado Rivas Reyes nos envíe la constancia que dice que tiene de esta institución, en la que se demuestra que ya rindió su declaración de probidad. Si no tenemos ese documento hasta el jueves que tengamos reunión de Consejo, ahí tomaremos una decisión”, dijo el colegiado.

Ninguna variante de patrimonio

“He conversado con el Director de Probidad y me ha dicho que lo único que existe del doctor Rivas Reyes es la declaración de probidad de 2000, y que no hay en ese expediente ni un solo documento más que hable sobre alguna variante significativa en su patrimonio”, agregó.

El colegiado recordó que la Ley de Probidad señala que todo aquel funcionario que no presentare su declaración de patrimonio, no podrá asumir ningún cargo para el que se le haya seleccionado.

“Como en este caso es la Asamblea Nacional la que le dio posesión, pues es a ellos a quienes debemos informar de la falta de cumplimiento para que ahí vean qué es lo que pueden hacer, porque fueron ellos los que lo juramentaron”, dijo el titular del ente de control superior.

Ese mismo informe sería enviado a la Procuraduría General de la República y a la Fiscalía, para que estén al tanto de la situación.

Revocar toma de posesión

Diversos juristas, entre ellos el doctor Sergio García Quintero, consideran que Rivas ostenta el cargo de manera “putativa”, y que la Asamblea lo que debería hacer es revocar su toma de posesión por haber incumplido la ley.

García Quintero, incluso, afirmó que Rivas Reyes no es inmune, y que por tanto debe ser investigado sin obstáculos por la Fiscalía General de la República, que archivó una denuncia interpuesta por el abogado Gustavo García Prado, por enriquecimiento ilícito contra el magistrado.

Fiscal no explica por qué desechó denuncia

El fiscal Manuel Reyes, quien archivó la primera causa contra el magistrado Rivas Reyes, aseguró que si el abogado García Prado pone otra denuncia con nuevos elementos, como lo anunció el pasado fin de semana, tiene que ser sometida, nuevamente, a todo el proceso de investigación que hace la Fiscalía.

“En todo caso, es nueva denuncia y tiene que seguir todo el proceso. Y no me puedo adelantar con eso”, expresó escuetamente el fiscal, que es del equipo de trabajo de la fiscal adjunta Ana Julia Guido, y que se encargó de trabajar en los casos de los organismos no gubernamentales Cinco, Movimiento de Mujeres y Oxfam, considerados por los afectados como una “persecución política”.

Sobre las razones o argumentos legales del porqué se desestimó la denuncia del jurista García, del Grupo de Seguimiento de la Convención Interamericana Contra la Corrupción, el fiscal señaló que García los tiene en el escrito, y es lo mismo “porque no puedo cambiar de noche a mañana lo que hice”, sin explicar cuáles eran.

Rivas Reyes: “Si soy putativo, todos los son”

El magistrado Rivas Reyes, quien se ha negado a hablar con medios independientes, brindó declaraciones al Informe Pastrán, en las que salió al paso de señalamientos de diputados liberales como José Pallais, que afirmó que no es magistrado y que usurpa un cargo por violar la ley.

“Preocupado debería de estar el diputado que sale dando declaraciones, y que en función de mi cargo y en presencia del cuerpo colegiado del CSE, el 9 de enero de 2007, en la sede del Poder Legislativo, le tomé la Promesa de Ley, si fuera cierto, que no lo es, lo expresado por el Presidente de la Contraloría y lo actuado por mí fuera nulo, él no sería diputado”, respondió el titular del Poder Electoral.

Insistió en que los señalamientos en su contra son políticos y que obedecen a una campaña mediática, pero que “todo esto es ejercicio, porque mi declaración de probidad está en la Contraloría. Yo tengo mis copias recibidas y las constancias correspondientes”.

Añadió que “la Contraloría es una institución muy ordenada y seria, por lo que no dudo que la van a encontrar donde debe estar. Si fuese necesario yo podría facilitar la mía una vez que el cuerpo colegiado me la solicite, si no la encontraran, que debe estar ahí”.

Argüello Poessy dice que la rinde o la rinde

Pero el presidente de la Contraloría ripostó diciendo: “Si la tiene que la traiga de una vez y así terminamos este asunto, el jueves, si no la ha traído hasta aquí, tomaremos una decisión”.

Explicó que de conformidad con la Ley de Probidad, la Contraloría está facultada para establecer una responsabilidad administrativa que se traduce en una multa de uno a seis meses, y la destitución del cargo, pero habría que esperar las decisiones que tome la Asamblea Nacional una vez que le informen.