•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Policía de Nicaragua acusó esta mañana a Yubrank Syazo y a la belga-nicaragüense Amaya Coppens como terroristas, entre otros delitos, por actos supuestamente cometidos en Masaya y León, durante las protestas contra el gobierno de Nicaragua, que comenzaron el 18 de abril.

En un informe presentado hoy, la Policía Nacional refirió que capturó a personas que forman parte de tres supuestos grupos de delincuentes, que operaban en Masaya, León y Managua.

En el primer grupo la Policía señala a Yubrank Suazo, de 27 años y originario de Masaya, de los delitos de asesinato, asalto, terrorismo, secuestro, tenencia ilegal de armas, incendio, torturas, lesiones, exposición de personas al peligro, en perjuicio del Estado de Nicaragua.

Como pruebas la policía presentó fotos de las escenas donde aseguran que está Yubrank Suazo cometiendo los crímenes señalados. Las autoridades sostienen que cuentan con 32 declaraciones de testigos, que identifican al joven como de esos hechos.

En el segundo grupo la Policía presentó a Amaya Eva Coppens, de 23 años, y Sergio Alberto Midence Delgadillo, de 30, a quienes acusan de varios actos terroristas ocurridos en León.

A la joven Amaya Coppens, estudiante del quinto año de medicina en la Universidad Nacional Autónoma de León, la acusan de haber incendiado las instalaciones universitarias conocidas en esa ciudad como el CUUN, ocurridas el 20 de abril.

También la responsabilizan de atacar a oficiales de la Policía Nacional con armas de fuego, así como por la quema y destrucción del complejo Germán Pomares Ordoñez, un edificio en León donde funcionaba una delegación de la Procuraduría General de la República, la intendencia de la propiedad y una bodega del Ministerio Agropecuario Fotestal (Magfor).

La Policía, además, indica que a Coppens le incautaron tres escopertas calibre 12, una pistola calibre 25 y un magacín con 8 proyectiles.

La acusación contra Amaya Coppens tiene como base las declaraciones de 30 testigos, quienes aseguran identificar a la joven como la responsable de los actos.

En un tercer grupo la institución presentó a Heynard Josué Baltodano, a quien acusa de asaltar y torturar a dos oficiales de la Policia, durante un tranque por el sector de la empresa eléctrica (ENEL) en Managua.

A Baltodano también le imputan el asalto de una patrulla polcial en carretera a Masaya, el pasado 2 de septiembre, durante la marcha de las banderas.

De acuerdo con las autoridades, Baltonadon tenía dos escopetas, tres lanza morteros y dos pasamontañas.

Además aseguran contar con las declaraciones de 25 testigos, así como peritaje de laboratorio de criminalística, con el cual se decubrió presencia de restos de pólvora.

La Policía Nacional dijo que está en la búsqueda de otras personas, a quienes califican como terroristas, y quienes participaron en tranques durante las protestas de abril, mayo y junio pasado.