•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El padre de Edwin Carcache Dávila, acusado por las autoridades policiales de terrorismo y otros delitos, convocó a la ciudadanía en general a participar mañana en la marcha de los sombreros, en demanda de la liberación de su hijo y de todas las personas detenidas en las últimas semanas, en el marco de las protestas contra el gobierno de Nicaragua.

"Como distintivo en esta marcha voy a pedirles que usemos un sombrero o un gorrito, como el que mi hijo usaba en las protestas", expresó Edwin Carcache Bello, padre del joven señalado ayer formalmente en los juzgados por la Fiscalía de Nicaragua.

Aún se desconoce la hora, el punto de concentración y el recorrido de la marcha de los sombreros, pero esta será anunciada mañana por motivos de seguridad y para evitar que la Policía y simpatizantes sandinistas impidan la protesta, informó Carcache Bello.

Edwin Carcache Dávila es es imputado por la Policía Nacional de cometer actos terroristas en tranques, saqueos, destrucción, quema de buses de transporte público, quema de recintos universitarios e instituciones públicas y privadas, secuestro, robo y tortura de personas.

El padre de Carcache Dávila denunció ante la Comisión Permanente de los  Derechos Humanos (CPDH) que su hijo está bajo tortura física y sicológica.

"Y durante el breve encuentro que tuve con mi hijo, él me pidió que le dijera al pueblo nicaragüense que no dejara de luchar por sus derechos y que se mantenga", dijo Carcache Bello durante una visita a la CPDH.

Julio Montenegro, asesor legal de CPDH, señaló que en la audiencia preliminar en la cual acusaron a Carcache Dávila, junto a cuatro personas más por terrorismo, tenencia ilegal de armas, robo, extorsión, y otros delitos, dijo que los detenidos muestra señales de maltratos físicos y sicológicos.

"Los golpes están en las espaldas, rodillas, manos e ingle. Su estado emocional está afectado y se muestra por el llanto y sollozos cuando hablamos. Él está detenido en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial de El Chipote, donde permanece en boxer todo el tiempo y en 26 ocasiones lo han sacado a entrevista con los procesadores", dijo Montenegro.

Por otra parte, indicó que Carcache comentó que hay al menos 60 detenidos en las insalubres cárceles de El Chipote, y que varios de ellos permanecen encarcelados sin haberles dado aviso a su familiares de su detención.