•  |
  •  |
  • END

Por primera vez en dos años de su segundo gobierno, el presidente de Nicaragua rompió el hielo con los periodistas y contestó preguntas directas de los reporteros, sin muchas formalidades ni hermetismo.

Después de sostener una reunión de casi dos horas con el cardenal Miguel Obando y Bravo, donde hablaron de destinar más ayuda económica, sin especificar monto, a la Comisión de Verificación, Paz y Justicia, el presidente Ortega se refirió, entre otras cosas, a las denuncias de grupos armados en el norte del país, y también admitió que existen contradicciones con los líderes de la Iglesia Católica, “las cuales siempre son superadas”, prueba de ello la amistad con el cardenal Miguel Obando después de la guerra de los 80.

“Las diferencias con la Conferencia Episcopal, esas diferencias se superan porque hay disposición de no venir a revivir conflictos. El mejor ejemplo es el cardenal Miguel. Qué momento más difícil cuando al Cardenal le tocó lidiar en medio de esa guerra…”, dijo el mandatario.

Acusa a periodistas

Ortega admitió que en su gobierno de 1980 cometió “muchos errores, pero que a pesar de eso, el cardenal Obando siempre tuvo la actitud cristiana de atender el llamado que hicimos para que participara del proceso de paz y lo ha continuado haciendo”, manifestó.

Agregó que los problemas actuales con los líderes de la Iglesia son totalmente secundarios, donde hay intereses políticos. “Siempre se quiere hacer aparecer al gobierno confrontado con la Iglesia”, aseveró.

Manifestó también que sus relaciones con la Iglesia están en un plano de normalidad, y que la cooperación del gobierno con esa institución ya está establecida.

En otro tema, el Presidente de Nicaragua comentó la controversial carta supuestamente escrita por su asesor presidencial Orlando Núñez, donde se señala de corruptos a algunos líderes de la Iglesia Católica, y reveló que son periodistas los que estaban filtrando esa clase de información en los medios electrónicos oficialistas.

“Querían comprometer al gobierno con el compañero Orlando Núñez. Esa fue una nota que se introdujo en el portal de la Presidencia. Y les puedo decir más: se estaban introduciendo otras notas y logramos detectarlas a tiempo”, declaró.

Dice que tiene nombres

Ortega aseguró que tiene nombres y apellidos de los periodistas que se estaban dedicando a filtrar esta información, “pero como son personas vinculadas al medio periodístico, no queremos decir nombres”.

“No queremos que digan que estamos persiguiendo a los periodistas y que estamos limitando la libertad de prensa”, expresó. Según el presidente, el contenido de estas nuevas cartas que casi son filtradas a los medios electrónicos del gobierno, expresaban que los líderes de la Iglesia Católica, en comunión con la sociedad civil, están preparando una manifestación contra el gobierno.

El Presidente dijo que tiene pendiente una reunión con la Conferencia Episcopal, pero se reunirá con los obispos del país después de la XXXII Asamblea del Consejo Episcopal Latinoamericano, Celam.

No cree en grupos armados

En relación con los grupos armados, dijo que no hay unanimidad en cuanto a las manifestaciones que ha leído en los medios de comunicación. “Algunos obispos dicen que existen, otros desconocen el hecho”, dijo. Ortega agregó que él responde con base en lo que dicen el Ejército y la Policía.

“Les digo a los nicaragüenses, con toda seguridad, que no existen grupos armados con una posición política”, expresó el mandatario nicaragüense. Al igual que el Ejército lo ha dicho, explicó que lo que existen son delincuentes comunes de los que el Ejército y la Policía se están encargando con planes que ya se están ejecutando en las zonas más afectadas.

El presidente Ortega expresó que la mayor amenaza en el país es el narcotráfico.

Expresó que en su reunión con el cardenal Miguel Obando hablaron de las situaciones difíciles en el orden económico, en la salud y en el medio ambiente. También habló de que está en diálogo con el Banco Mundial, con el Fondo Monetario Internacional, FMI, Banco Interamericano de Desarrollo, BID, y también siguen encontrando coincidencias con la Unión Europea.