•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo reiteró la mañana de este viernes que su país continúa trabajando, para que los responsables de las violaciones de derechos humanos registradas en Nicaragua desde el pasado 18 de abril, rindan cuentas.  

“Los Estados Unidos apoya al pueblo de Nicaragua, que clama por su libertad ante la violenta represión en manos del gobierno de Daniel Ortega.  Continuaremos trabajando con nuestros aliados de la región y de todo el mundo, para promover que aquéllos que han demostrado un flagrante desprecio por los derechos humanos y fomentan la violencia en apoyo al gobierno de Ortega, rindan cuentas”, informó Mike Pompeo a través de un comunicado de prensa.  

Lea: EE. UU. propone condenar la violencia en Nicaragua

Pompeo también envió hoy un mensaje en el que expresa sus mejores deseos al pueblo nicaragüense en conmemoración del 197 aniversario de la indecencia de Nicaragua.

“Deseamos al pueblo de Nicaragua, en este día en que conmemora su independencia, el retorno a la paz, la libertad y la democracia”, finalizó el comunicado del secretario de Estado de los Estados Unidos.

Senadores de EE.UU. presentan propuesta para ampliar sanciones a Nicaragua

En el mes de junio Mike Pompeo, urgió al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a cumplir con “las demandas de los nicaragüenses que piden una reforma democrática e imputar a los responsables de la violencia”.

Pompeo afirmó que en Nicaragua “la Policía y grupos armados pro gobierno” han matado a docenas de personas “simplemente por protestar pacíficamente”.

Estados Unidos exige "elecciones libres" en Nicaragua para restaurar la democracia

El presidente Donald Trump, reafirmó ayer el "compromiso" de Estados Unidos a "hacer frente a las amenazas a la libertad en sitios como Cuba, Venezuela y Nicaragua".


"Seguiremos colaborando con los países de América Latina y del Caribe para fortalecer nuestras relaciones comerciales y garantizar un hemisferio más libre y seguro", afirmó el mandatario estadounidense.

Nicaragua vive una crisis social y política que ha generado varias protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega y un saldo de entre 322 y 481 muertos, según organismos de Derechos Humanos locales y extranjeros, mientras que el gobierno reconoce 198 los fallecidos.