•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El periodista Ramón Potosme denunció este viernes que la Policía allanó su casa sin orden judicial en horas de la mañana, lo que quedó registrado en un video que hicieron los afectados y que fue difundido por redes sociales.

Postosme y López, quienes últimamente no estaban activos como periodistas porque se dedicaron a un negocio familiar, revelaron que su familia sufrió asedio toda la noche del jueves y la madrugada del viernes, por simpatizantes del gobierno.

Denis Darce, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), aseguró que la denuncia de Potosme se suma a los 120 casos de periodistas que han sido víctimas de algún tipo de amenaza o intimidación.

Añadió que hasta la fecha registran a seis comunicadores que aseguran haber sido agredidos por dar cobertura a una manifestación o simplemente por pertenecer a un medio de comunicación independiente.

Potosme narró que a las 7 de la mañana de este viernes un grupo de 10 policías llegó a su casa, en la comarca Cañas Blancas, municipio de El Rosario, Carazo. Dos horas antes se habían ido de los alrededores hombres encapuchados a bordo de motocicletas que Potosme identifica como operadores del gobernante Frente Sandinista (FSLN). 

Sin orden judicial

“Entraron sin orden de un juez, solo me dijeron que lo hacían por un artículo del que no me acuerdo. Yo les dije que no iban a entrar, pero me amenazaron con volarse el muro y romper el portón de mi casa. Tuve que dejarlos entrar”, relató Postosme.

Dijo que los policías llegaron al portón y preguntaron por su apellido. “Les dije que era yo. Afirmaron que iban a revisar la casa por evidencias de actos vandálicos. Revisaron la ropa de mi familia, pero no encontraron nada. No sé qué andaban buscando. No especificaron qué evidencias eran esas”, detalló el periodista.

La Policía no encontró nada y solo tomó fotos a unos globos azules y blancos que estaban frente a su casa, y se llevaron algunos.

El operativo estuvo a cargo de un policía llamado Ediel Fierro, de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), afirmó el comunicador. 

Paramilitares asediaron

La noche del jueves y la madrugada del viernes, Potosme y su familia pasaron en vela porque sujetos encapuchados a bordo de motos se metieron en una casa abandonada que colinda con la del comunicador.

“Por la tarde, dos hombres en moto preguntaron en el cuadro de béisbol, cerca de mi casa, dónde estaba el vivero y cómo se llama el dueño”, relató Potosme, indicando que los sujetos pasaron lentamente frente a su vivienda.

“Alrededor de las 11 de la noche vino un camioncito a dejarles comida a los hombres que estaban al otro lado de mi casa. Eran cuatro, dos de ellos estaban encapuchados”, precisó. 

Los hombres se fueron cerca de las 6 de la mañana. Una hora después, llegaron los policías.

El periodista cree que todo se debe a su participación en las protestas en El Rosario. La familia del periodista trabaja en un vivero de su propiedad, llamado Nambume, que produce plantas medicinales ancestrales.

Reveló que trabajó un tiempo en canales oficiales; en el Canal 6 realizó un programa llamado Corazón Verde y daba tips en revistas de Canal 8, hasta pocos ante del estallido de las protestas.

La Policía también requisó otras casas en el centro de El Rosario, específicamente de ciudadanos que han participado en las actividades de los autoconvocados.