•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El departamento de Estado de los Estados Unidos anunció este viernes que su nación continuará trabajando para que los responsables de las violaciones a derechos humanos y de actos violentos en Nicaragua, en el contexto de la crisis sociopolítica, “rindan cuentas”.

“Continuaremos trabajando con nuestros aliados de la región y de todo el mundo, para promover que aquellos que han demostrado un flagrante desprecio por los derechos humanos y fomentan la violencia en apoyo al gobierno de Ortega, rindan cuentas”, indica el comunicado del Departamento de Estado que está a cargo del secretario Mike Pompeo.

Además de enviar felicitaciones por el 197 aniversario de la independencia de Nicaragua, que se conmemora hoy, el Gobierno estadounidense reiteró su apoyo al pueblo nicaragüense “que clama por su libertad ante la violenta represión en manos del gobierno”.

“Deseamos al pueblo de Nicaragua, en este día en que conmemora su independencia, el retorno a la paz, la libertad y la democracia”, agrega el comunicado. 

Lea: EE. UU. propone condenar la violencia en Nicaragua

La democracia

En junio pasado, el secretario de Estado Mike Pompeo había instado al gobierno de Nicaragua a imputar a responsables de violencia en el país y de “cumplir” con las reformas democráticas que demanda la población en las manifestaciones.

Además, defendió el derecho a la “protesta pacífica” que ha sido violentado por fuerzas de seguridad y grupos armados afines al Gobierno.

Este jueves, el presidente estadounidense Donald Trump se refirió a que su nación tiene el “compromiso” de hacer “frente a las amenazas a la libertad” en el hemisferio y se refirió a “sitios como Cuba, Venezuela y Nicaragua”.

"Seguiremos colaborando con los países de América Latina y del Caribe para fortalecer nuestras relaciones comerciales y garantizar un hemisferio más libre y seguro", afirmó Trump durante la proclamación de la celebración del Mes de la Herencia Hispana en Estados Unidos.