•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El empresario turístico José Ángel Granados, detenido el pasado viernes por participar en las manifestaciones que promueven autoconvocados de la ciudad de Rivas, fue dejado en libertad la tarde de este viernes.

Granados de 44 años, fue arrestado a eso de  las 5:30 p.m. del 7 septiembre cuando se encontraba en su hostal familiar Villa Jiqueliste, localizado en el municipio de Tola y en la noche de ese mismo día fue trasladado a las celdas de El Chipote.

“Cuando me sacaron de las celdas de El Chipote la mañana de este viernes, los policías me dijeron que me van a procesar en Rivas por un delito todo raro y que por eso me iban a trasladar a esta ciudad tal y como ocurrió”, indicó.

Según Granados, a las 9:20 de la mañana ya estaba ingresando a la unidad policial de la ciudad de Rivas y a las 4: 00 pm llamaron a su hermano Antonio Granados para decirle que lo dejarían en libertad.

Preguntan por armas

“Al presentarse mi hermano a las 4:00 pm, ellos me dejaron en libertad y dijeron que no presentarían cargos en mi contra en el Ministerio Público y dijeron que me habían detenido para investigar si estaba al frente de un grupo de choque contra el gobierno o si tenía armas”, relató el empresario turístico y actual concejal del municipio de Tola. 

Tras recobrar su libertad, Granados se dirigió junto a sus familiares al Santuario Nacional de Popoyupa, para agradecer a Jesús del Rescate por su libertad, lo que consideró un milagro.

Señaló que en El Chipote no fue víctima de agresión, pero recordó que los oficiales que llegaron a arrestarlo a su negocio lo golpearon junto con su mamá, Angélica Centeno, de 82 años.

Granados es miembro del partido Ciudadanos por la Libertad y ha participado en marchas antigubernamentales tanto en Rivas como en Managua.