• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Ezequiel Gamaliel Leiva García, acusado por la Policía Nacional de participar en el asesinato del estadounidense Sixto Henry Vera, murió hoy, tras casi cuatro meses de recibir un balazo durante una manifestación.

Gamaliel Leiva confirmó hoy a El Nuevo Diario que su hijo falleció a la 2:30 p.m en el hospital Salud Integral, en Managua, donde estaba internado.

Pobladores en el sitio donde mataron a Sixto Henry Vera. Archivo/END

Con Leiva, ya han muerto los dos acusados por la Policía Nacional de asesinar a Sixto Henry Vera, pues el pasado dos de julio dieron a conocer el deceso de Néstor Enmanuel Molina Tiffer, cuyo cadáver lo encontraron en un camión, placa NS 7741, según la información oficial.

De 26 años, a Leiva le dieron un balazo en el costado izquierdo de su cuerpo durante una protesta en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), a finales de mayo, según la versión de su familia.

En tanto, a Sixto Henry Vera (48 años) lo mataron la madrugada del dos de junio, en el paso a desnivel de Rubenia, en Managua. La Policía Nacional ha dicho que al estadounidense supuestamente le querían robar.

Las acusación, sin embargo, ha sido desmentida por la madre de Leiva, quien denunció ante el Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh) que su hijo no pudo ser el autor del crimen porque estaba hospitalizado desde días antes, a causa del disparo recibido.

En este sitio mataron a Henry Sixto Vera. Archivo/END

Según Gamaliel Leiva, tras denunciar el caso la familia habría recibido visitas de supuestos policías vestidos como médicos, quienes al parecer querían averiguar acerca de la condición del joven.

El pasado viernes es cuando eso ocurrió por última vez, sostuvo Leiva.

Las versiones

Un informe de la Policía de Nicaragua sostiene que la madrugada del crimen Vera iba en su vehículo, junto a un amigo, cuando un grupo de motorizados le dio persecución, lo chocó, detuvo y mató de un balazo.

Pero desde un primer momento los pobladores de Rubenia afirmaron que a Vera lo mataron a eso de la 3:30 a.m., cuando personas encapuchadas en camionetas doble cabina y motorizados le dieron persecución.

Gamaliel Leiva (derecha) al denunciar que su hijo estaba hospitalizado cuando mataron a Sixto Henry Vera. Archivo/END

A Vera lo mataron de un balazo en la cabeza y su cuerpo quedó tendido sobre la calle hasta el amanecer, cuando los pobladores vieron el cadáver y llamaron a los socorristas.