• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Al menos 25 tripulantes que viajaban a bordo del velero Miss Emily, fueron rescatados este martes por la Fuerza Naval luego de que la embarcación naufragara en el sector de Tuapí, municipio de Puerto Cabezas en el Caribe Norte de Nicaragua.

La institución informó mediante un comunicado, que el operativo fue ejecutado ayer, cerca de la barra de Tuapí a 10 millas náuticas del norte de Puerto Cabezas, luego que el señor Walter Humberto Tom diera aviso del naufragio.

“El mando de la Fuerza Naval en Puerto Cabezas al conocer de la información, ordenó activar los destacamentos de guardia combativa de la base naval Puerto Cabezas y el puesto de control de embarcaciones de Sandy Bay, para conformar un equipo de rescate compuesto por 13 efectivos militares, una lancha rápida, una lancha auxiliar y una panga civil y realizar misión de búsqueda, salvamento y rescate del velero “Miss Emily” y sus tripulantes”, dio a conocer la Fuerza Naval.

Tras el rescate, los militares brindaron atención médica a los náufragos.

El equipo de trabajo logró, una hora después, rescatar con vida a los 25 tripulantes y pasajeros del velero “Miss Emily”, incluyendo a seis menores de edad, detalló el comunicado.

Los militares brindaron atención médica a los náufragos, quienes fueron trasladaron hacía Puerto Cabezas, arribando a las 11:00 a.m., para recibir atención médica especializada, por parte de funcionarios del Ministerio de Salud.

Más tarde, el velero fue remolcado por el barco científico “Inpesca” hacia Puerto cabezas.

Tras el rescate, los militares brindaron atención médica a los náufragos.

La Fuerza Naval alertó a los transportistas acuáticos y propietarios de embarcaciones que si durante sus actividades se presentan cambios bruscos en las condiciones hidrometeorológicas, amenazas o riesgos, deben refugiarse en lugares seguros y trasladarse al puerto más cercano e informar a la Fuerza Naval.

De igual forma la institución militar llamó a las embarcaciones a acatar las medidas de seguridad durante la navegación marítima, lacustre y fluvial, como es el uso del chaleco salvavidas, el uso de lámparas, así como el equipamiento adecuado de boyas, anclas y cabos de fondeo.