• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El Grupo de Trabajo de la Organización de Estados Americanos (OEA) para Nicaragua anunció la tarde de este viernes que se reunió con representantes del Banco Interamericano de Desarrollo para analizar las crisis que vive el país desde el pasado 18 de abril.

Carlos Trujillo, representante de Estados Unidos ante la OEA y miembro del Grupo de Trabajo para Nicaragua informó a través de su cuenta de Twitter que durante la reunión con el BID discutieron sobre las repercusiones económicas de la crisis en Nicaragua.

Comité del Senado discutirá Ley contra gobierno de Nicaragua

“Ayer, el Grupo de Trabajo de la OEA tuvo una gran reunión con el Banco Interamericano de Desarrollo. Discutimos las repercusiones económicas de la crisis nicaragüense”, detalló Trujillo en su cuenta de Twitter.

A inicios de septiembre el Grupo de Trabajo de la OEA había informado que se reuniría con instituciones financieras internacionales para “asegurarse de que el dinero aprobado para proyectos en el país centroamericano no se destine a reprimir opositores al gobierno”.

Lea: OEA se reúne en Nicaragua con diplomáticos, empresarios y universitarios

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el grupo Banco Mundial (BM) dijeron semanas atrás que están siguiendo "de cerca" los acontecimientos en Nicaragua, que según señalaron ya afectaron su operativa, centrada en diferentes proyectos de desarrollo.

Debido a la crisis que enfrenta Nicaragua, el Banco Central de Nicaragua (BCN) registró una caída del 4.2% en julio de este año en comparación al mismo mes de 2017, causada por una reducción de los sectores de hoteles y restaurantes, comercio, construcción, transporte y comunicaciones e intermediación financiera, informó el BCN, aunque otras estimaciones, como las de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES), indican que la contracción podría ser peor.

De interés: ONU: Diálogo y tolerancia para Nicaragua

Ayer la presidenta de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) dijo que en los primeros cien días de crisis, el sector turismo perdió la mitad de plazas laborales; es decir, alrededor de 60,000 personas se quedaron sin empleo.

El Grupo de Trabajo de la OEA para Nicaragua se creó a principios de agosto para buscar "soluciones pacíficas y sostenibles" a la situación de Nicaragua. El Gobierno nicaragüense considera que la misión de la OEA es "injerencista" y ha dicho en reiteradas ocasiones que sus miembros "no son bienvenidos".