• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Unas siete grúas permanecieron estacionadas este viernes en la gasolinera de la rotonda Rubén Darío desde la 4 de la tarde para evitar que se realizara el paro de vehículos que habían convocado organizaciones opositoras.

Con ese mismo objetivo, decenas de agentes de tránsito y fuerzas antimotines se ubicaron ayer en las principales vías y rotondas de Managua.

El Nuevo Diario constató que desde la rotonda Rubén Darío hasta la rotonda Jean Paul Genie, ni un solo carro se detuvo entre las horas en que se había convocado el paro; de 4 a 6 de la tarde.

Además del despliegue de grúas y policías, el Gobierno movilizó a sus simpatizantes. En la rotonda Rubén Darío los manifestantes pro-gobierno realizaron un plantón desde las 4 hasta la 6 de la tarde.

En el lugar se encontraba el comisionado Juan Valle al frente del dispositivo de agentes de tránsito que esperaban a que algún vehículo se detuviera para ser levantado por algunas de las grúas.

El tráfico se vio perjudicado en la zona por la manifestación que realizan los sandinistas. Camionetas doble cabina y buses que trasladaron a los manifestantes obstruían la vía. No obstante, la circulación hacia carretera a Masaya es fluido.

Asedio en carretera a Masaya

Los vehículos que transitaban por la carretera a Masaya circularon de forma normal. Ninguno apagó su motor en respaldo al paro vehicular.

Hubo un fuerte despliegue de antimotines, policías y agentes de tránsito en el sector de la rotonda Jean Paul Genie, además de simpatizantes sandinistas y trabajadores del Estado.

De igual manera, otro grupo de simpatizantes afines al gobierno se tomaron la Plaza de las Victorias. Esta forma de asedio, según algunos conductores consultados, evitó que se sumaran al paro vehicular por temor a ser multados o que sus vehículos fueran levantados por las grúas.

Tanto en el sector de la rotonda, como en la carretera a Masaya, no se observó ninguna grúa. Los simpatizantes de Ortega se retiraron de las rotondas después de las 5:00 de la tarde.

Este fue el segundo “Paro Vehicular” que convoca la Alianza en septiembre, el primero fue convocado para el 10 de septiembre y también fue boicoteado por el Gobierno a través de las grúas y los policías de tránsito.