•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un oficial encubierto de la Policía denominado “Código uno”, es el principal testigo que ofreció la Fiscalía en la audiencia inicial para tratar de demostrar en el juicio la culpabilidad de los militares en retiro del Ejército de Nicaragua, coronel Carlos Brenes Ramírez y el mayor Tomás Pérez Maldonado.

Brenes, quien pasó a retiro siendo coronel y Maldonado, quien alcanzó el rango de mayor en las filas castrenses, deberán esperar en la cárcel el juicio en el que se decidirá si son o no culpables del delito de terrorismo que les imputa la Fiscalía.

A los militares retirados y otros siete opositores, la Fiscalía también les atribuye los delitos de crimen organizado, obstrucción de servicios públicos y daño agravado por presuntamente haber participado en tranques antigubernamentales en Diriamba y Jinotepe, municipios de Carazo, en los meses de mayo, junio y julio.

Los militares retirados Carlos Brenes Ramírez y Tomás Pérez Maldonado, esperarán el juicio en la cárceL.

La abogada Karla Sequeira, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), quien ejerce la defensa del coronel Brenes, se opuso a que la causa fuera mandada a juicio por considerar que hay pocas pruebas en su contra para demostrar su culpabilidad.

El  coronel en retiro Carlos Brenes, fundador del Ejército, participó en el comando guerrillero que tomó por asalto la casa del ministro del régimen somocista, José María Castillo, en diciembre de 1974, acción que hizo posible que el actual presidente Daniel Ortega saliera de la cárcel.

El juez Séptimo Distrito Penal de Audiencia de Managua, Abelardo Alvir Ramos, quien ratificó la prisión preventiva para los acusados, estableció en su resolución que sea el juez sentenciador quien establezca la fecha del juicio.

Detención ilegal

En el Juzgado Tercero Local Penal, en otra audiencia hecha a puerta cerrada a petición del Ministerio Público, la jueza Tercero Local Penal de Managua, Nalía Úbeda, decretó la prisión preventiva para el profesor Juan Bautista Guevara Carballo.

En la acusación, el docente que la Policía presentó el jueves como terrorista, únicamente fue acusado por portación ilegal de armas y entorpecimiento de servicios públicos.

La abogada Verónica Nieto, de la CPDH, quien ejerce la defensa del docente, alegó que Guevara fue capturado el 5 de septiembre y fue hasta este viernes, 16 días después, que fue acusado por la Fiscalía.

Como ha sucedido en otros casos, la jueza Úbeda no dio lugar al alegato de la defensa y programó la audiencia inicial para el próximo 1 de octubre.