• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El Movimiento de madres de presos políticos, el Sindicato de maestros y médicos que han sido despedidos por el Gobierno en el transcurso de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua y el Movimiento Campesino, convocaron a una marcha contra el Gobierno a realizarse este hoy en Managua.

La marcha se efectuará a partir de las 10:00 a.m. bajo el lema “Somos la voz de los presos políticos”. La manifestación saldrá de los semáforos del mercado El Mayoreo y finalizará en el paso a desnivel de Rubenia.

Los organizadores instaron a los participantes llevar globos azul y blanco, vestir de azul y colocar un listón del mismo color en la mano derecha, en solidaridad con las personas detenidas por participar en las protestas contra el Gobierno.

“A raíz de la muestra del total desagrado del pueblo hacia la pareja presidencial, el régimen intenta callarnos: nos asesinan, nos encarcelan, nos violan y desaparecen. Nada está normal, salgamos a las calles, las calles son del pueblo. No olvidemos la lucha de nuestros héroes de abril ni a nuestros presos políticos, dice la invitación de la articulación de movimientos.

Las demandas de los manifestantes en las marchas se mantienen: piden la liberación de las personas detenidas en el marco de las protestas, adelanto de elecciones en Nicaragua para una salida del presidente Daniel Ortega y el cese de la represión desatada desde el mes de abril, que ha dejado al menos 322 muertos, 3,000 heridos y centenares de detenciones arbitrarias, según organismos de derechos humanos.

Asedio persiste

En las últimas semanas, las manifestaciones opositoras al Gobierno han sido atacadas por turbas del FSLN y asediadas por la policía. Pese al asedio en las marchas, la población capitalina ha salido masivamente a protestar a las calles.

El domingo pasado la marcha denominada “Rescatando la patria”, que se realizó en carretera Norte fue asediada por la policía de principio a fin. Parte del operativo ejecutado por centenares de antimotines fue el bloqueo en la entradas a los barrios de esa zona, más la ubicación de al menos seis patrullas detrás de la manifestación.

El pasado viernes, la Alianza Cívica había convocado a un paro vehicular de dos horas en Managua, pero el Gobierno mandó grúas a las principales vías del centro de la capital como una forma de intimidación para impedir la protesta. Además, decenas de agentes de tránsito salieron a las calles, lo que supuso una amenaza de multa a quienes se sumaran al paro.