• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Pese al fuerte despliegue policial, motorizados encapuchados y camionetas con simpatizantes sandinistas, la marcha “Somos la voz de los presos políticos” salió del sector del mercado Mayoreo en Managua a las 10:30 a.m.

Marcha es disuelta con violencia

Minutos después del inicio la policía atacó a los manifestantes, pero no pudo dispersar la manifestación que continuó hasta los barrios 9 de Junio, 2 de Diciembre y Américas 3.

Disparos y bombas lacrimógenas. La Policía reprimió, este domingo, a los manifestantes contra el Gobierno. Hubo reportes de disparos de balines y bombas lacrimógenas en el sector de los semáforos del mercado Mayoreo y el Iván Montenegro. Además, el Cenidh reportó la detención de, al menos, 10 personas que llegaron a manifestarse.

A lo largo del recorrido, la población salió a respaldar la marcha: sacaban banderas de Nicaragua y saludaban a los protestantes. Sin embargo, la Policía sostuvo en un comunicado que “grupos violentos que se habían convocado a una marcha llamada pacifica, otra vez atacaron a familias y sus viviendas con armas de fuego, morteros y piedras”.

Un muerto y más de seis heridos tras ataque a marcha "Somos la voz de los presos políticos" en Managua

En la calle El Tamarindo, del barrio Américas 3, la marcha fue interrumpida a balazos por parte de motorizados armados custodiados por la policía.

Evitan hospital público por miedo a captura. El ataque dejó, al menos, siete heridos, que incluyen dos estudiantes y tres periodistas. En la IMAGEN, se observa la salida del Hospital Alemán Nicaragüense del universitario, Moisés Estrada, quien fue trasladado por sus familiares a un centro privado ante el temor que fuera detenido por la Policía.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) confirmó en su informe del 29 de agosto que “el uso de la fuerza letal por parte de las autoridades en contra de amenazas no letales, así como la utilización de grupos armados progubernamentales, también han sido violatorios del derecho internacional de los derechos humanos”.