• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Corea del Norte e Irán dominarán la reunión de líderes mundiales en la Organización de Naciones Unidas (ONU), donde Donald Trump estará en la mira, además, la búsqueda de progresos en Venezuela será la prioridad de los latinoamericanos.

Por otra parte, el presidente de Nicaragua Daniel Ortega sugirió que asistiría a la reunión. El mandatario nicaragüense Ortega es acusado por la ONU de abusar de la fuerza y torturar a manifestantes en las protestas que dejaron desde abril, al menos, 320 muertos y unos 500 presos políticos expulsó recientemente al equipo del Alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

Manifestaciones contra Nicolás Maduro y Ortega están previstas frente a la sede de la ONU.

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, acudirá a la cita pese a sus tensas relaciones con la organización.

Morales prohibió el ingreso al país del ex juez colombiano Iván Velásquez, jefe de la Cicig, una comisión independiente contra la corrupción en Guatemala, pero la ONU lo ratificó en el cargo.

Este será también el primer viaje a la ONU y a Estados Unidos del presidente cubano Miguel Díaz-Canel, en medio del deterioro de las relaciones bilaterales, tras los presuntos ataques acústicos contra diplomáticos estadounidenses y sus familiares en La Habana en 2016.

Díaz-Canel, que reemplazó a Raúl Castro en abril, tiene previsto reunirse con empresarios estadounidenses y pronunciará un discurso en la iglesia Riverside de Harlem, donde Fidel Castro hizo lo mismo en el 2000.

La crisis en Venezuela, sumida en la pobreza y la hiperinflación, con escasez de alimentos y medicamentos, será discutida al margen de la agenda oficial. Aún se desconoce si el presidente Maduro participará en la asamblea.

En este contexto, los cancilleres de Argentina, Colombia, Perú, Chile y Paraguay anunciarán oficialmente en la ONU el envío de una carta a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional en la que pedirán que se investiguen crímenes de lesa humanidad cometidos por el Gobierno venezolano, informó la misión peruana.

La CPI ya abrió una investigación preliminar sobre Venezuela, pero no tiene obligación de terminarla ni de comunicar sus conclusiones.