•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), insistió este domingo en la urgente necesidad de reanudar el diálogo nacional antes que el país llegue a “caer en el precipicio”.

 ​Cardenal Brenes: Ley en EE.UU. para Nicaragua "afectará a los más pobres"

“Pidamos a nuestro buen Dios que ilumine nuestros corazones para que en un momento determinado podamos sentarnos a platicar, no que sea cuando estemos en el precipicio”, exhortó el cardenal al ser consultado sobre el rechazo tajante del Gobierno a negociar una agenda de democratización.

Brenes remarcó que la búsqueda de un entendimiento es clave para evitar posibles sanciones económicas para el país a través de Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Nicaragua de 2018, que discutirá esta semana el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de los EE. UU., porque se congelarían fondos para el país, lo cual “al final afecta a los más pobres”.

Aunque el Gobierno tenga una estrategia para tratar de contrarrestar las sanciones económicas en el marco internacional, las afectaciones se sentirán en la ciudadanía, valoró el jerarca religioso. 

“El Gobierno, a lo mejor estará pensando en un plan B, pero sabemos que todo el apoyo que se puede perder con esa ley va afectar muchísimo al pueblo de Nicaragua, de manera especial a los más pobres”, advirtió.

El arzobispo de Managua también reconoció que proyectos que apuntan al desarrollo del país dejarían de ejecutarse, si se hacen efectivas las penas financieras para el Gobierno nicaragüense.

 ​​Brenes: sin diálogo no se puede hablar de elección

“Un peso menos que se mande al país, siempre afectará de una u otra forma”, insistió Brenes.

Por las violaciones a los derechos humanos, que incluyen más de 300 muertos en los últimos cinco meses, producto de una crisis sociopolítica que estalló el pasado 18 de abril, senadores de los EE. UU. valoran aprobar iniciativas de ley para sancionar al Gobierno de Nicaragua, al cual responsabilizan de las muertes y de actos de corrupción.

El Grupo de Trabajo para Nicaragua, de la Organización de Estados Americanos (OEA), también se ha reunido con representantes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para valorar la situación de la nación nicaragüense.     

“No hay mal que dure…”

El cardenal Brenes comentó las declaraciones del presidente Daniel Ortega sobre que mantendrá la celebración de elecciones presidenciales en el orden que establece la Ley Electoral y la Constitución Política, hasta en noviembre del 2021.

 ​​Brenes: Paren las detenciones

“No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista”, dijo el religioso.

“Al final, el Señor (Jesucristo) va dando las pautas, en los años ochenta se dijo que no se dialogaba y al final se dio. El diálogo es la salida para nosotros. Como hombre de esperanza, creo que hay que estar tranquilo, al final tendremos que sentarnos a dialogar”, comentó el cardenal Brenes. 

Dispuestos a servir

El cardenal Leopoldo Brenes reiteró que la Conferencia Episcopal está a la expectativa de la reanudación del diálogo, para retomar el servicio de los obispos como mediadores y testigos de este proceso.

 Brenes: Diálogo debe ser entre partes en conflicto

“A todo el pueblo le toca seguir insistiendo (en el diálogo), de manera especial a aquellas personas que quizás no están de acuerdo con el señor presidente, pero tendrán que seguir insistiendo; ese es el gran reto que podemos seguir”, enfatizó el líder católico.

Además, reiteró su llamado a que prevalezcan las salidas pacíficas y no violentas, a propósito de los ataques a las marchas. “Siempre tenemos esperanza en el diálogo, sabemos que en un país que puede estar convulsionado, siempre se necesita el diálogo, que al final se da”.

Monseñor Álvarez propone diálogo para construir la paz

Francisco Mendoza

El obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez se sumó este domingo al llamado al diálogo, remarcando la necesidad de construir una cultura de paz con base en el respeto de los derechos fundamentales.

“La cultura de diálogo logra imperar en una sociedad, donde el servicio a la fraternidad universal sea lo primordial y prime, sobre cualquier otro interés”, dijo el prelado desde la catedral de Matagalpa.

 Turba agrede a monseñor Rolando Álvarez

Álvarez retomó su propuesta para una cultura de derechos humanos para Nicaragua, que contiene 10 puntos vinculados a los derechos irrestrictos que deben ser cumplidos y respetados para salvaguardar la dignidad y las libertades de los nicaragüenses.

Monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa.

Habló de la necesidad de una sociedad “donde no hayan dominados ni dominadores”.

“Una sociedad donde se respete la justicia y equidad social, y, entonces, donde no hayan excluidos ni excluyentes”, enfatizó.

También pidió ayudar a reducir las “brechas insoportables” entre mayorías que casi no tienen nada y “minorías que casi tienen todo”.

El religioso abogó por el respeto a las ideas sin discriminación, y, ante todo, por el respeto a la vida en todas sus etapas y formas, “donde no hayan ni aniquilados ni aniquiladores”.

“Una sociedad donde no nos tengamos miedos, y, entonces, donde no hayan amenazados ni amenazadores”, recomendó.