• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El cese de los llamados a paros nacionales de labores dependen de la voluntad política del Gobierno para buscar una salida a la crisis sociopolítica que enfrenta el país desde abril, y eso sería mediante la reanudación del diálogo nacional, dijo este domingo Sergio Maltez Tapia, presidente de la Cámara de Industria de Nicaragua (Cadin).

El presidente Daniel Ortega señaló el sábado a los empresarios de querer jugar al “terrorismo económico” y les advirtió que “no pueden seguir cerrando”.

Paro nacional se sintió

“Si el Gobierno se sienta a dialogar, ya no habrá más paros. En medio de esto también está el tema del desempleo, que entre más tiempo se deje pasar sin llegar a un acuerdo, se agudizará”, argumentó Maltez.

El presidente de Cadin recalcó que Nicaragua no enfrenta una traba económica, sino, un problema político, y por tanto, mientras el Gobierno no muestre voluntad para dialogar, se profundizará la crisis.

“Creo que mientras no se resuelva el tema político, se mantendrá el problema económico. Actuamos bajo la ley, así es que lo hemos hecho (los paros). Nuestro mensaje es de unidad y el Gobierno tiene que reaccionar”, comentó Maltez, refiriéndose al derecho a la manifestación pacífica contemplada en el capítulo II sobre Derechos Políticos de la Constitución de Nicaragua.

Los departamentos también se paralizaron

Sugirió que desde el Gobierno se ordene el cese a la represión y las detenciones, e insistió en que a la contraparte oficial le hace falta voluntad.

El dirigente del sector industrial recordó al gobierno que los empresarios son muchos, de todos colores, incluso los hay sandinistas.

Paro nacional de Nicaragua: comercios cerrados y fuerte presencia policial

La Alianza Cívica, de la que son parte las principales cámaras empresariales, ha convocado a tres paros nacionales de labores con el fin de mostrar la unidad de todos los sectores en las demandas contra el Gobierno, y los ha calificado de exitosos por la cohesión mostrada por el sector empresarial del país.

La Alianza Cívica demanda reformas al sistema electoral que permitan realizar elecciones adelantadas, transparentes y confiables, en las que se respete la voluntad de la mayoría. También exige justicia para las víctimas de la represión durante los cinco meses de manifestaciones en contra del Gobierno.