• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Tania Romero mamá del joven Matt Andrés Romero, quien falleció ayer luego de recibir un balazo durante una marcha antigubernamental, recordó a su hijo como un joven alegre y deportista, "y que no merecía morir".

Romero dijo que se enteró del fallecimiento de su hijo de 16 años, a través de las imágenes transmitidas en televisión y lo reconoció por la ropa que vestía.

Vecinos de la familia agregaron que la noche del domingo, mientras velaban el cuerpo del adolescente, camionetas con oficiales de la policía estuvieron circulando por las calles aledañas al barrio Larreynaga y la pista principal, sin embargo no se registró ningún incidente.

Por otro lado, debido a que la señora Romero labora para una institución del Gobierno, durante la noche, un grupo de compañeros de trabajo se presentó a la casa donde se efectuaba la vela y llevaron un ataúd, sin embargo la familia decidió no aceptarlo.

"No quiero saber más nada del Gobierno, me han quitado lo más importante de mi vida", dijo la mujer.

Compañeros de grado del joven Romero informaron que las clases en el Instituto Rubén Darío, donde el joven cursaba cuarto año, han sido suspendidas por tres días y que un grupo de ellos acompañará el entierro, previsto para esta tarde en el cementerio Las Puertas del cielo, en el barrio Milagro de Dios, al sureste de Managua.

Amigos y familiares durante el velorio de Matt Romero. Óscar Sánchez/ END

Según la versión policial, el adolescente falleció como consecuencia del "fuego cruzado que ellos mismos provocaron", en alusión a los que participaban en la marcha antigubernamental.

Pero una tía del joven, que prefirió permanecer en el anonimato por temor a represalias, negó la versión de la policía. La mujer dijo que su sobrino iba a las marchas porque se identificaba con la lucha de los movimientos sociales que convocan a estas actividades.

El adolescente se suma a los cientos de muertos que han dejado las protestas contra el Gobierno de Nicaragua desde abril pasado.

La Policía nicaragüense achacó el ataque a "grupos violentos que se habían convocado a una marcha llamada pacífica", versión que fue rechazada por los organizadores y por los familiares de la víctima.

La Policía sostuvo que esos "grupos violentos" atacaron a familias y sus viviendas con armas de fuego, morteros artesanales y piedras en barrios populares ubicados al este de la capital.

Marcha Somos la voz de los presos políticos es atacada a balazos

La institución policial agregó que realiza las investigaciones para determinar las responsabilidades de quienes convocaron "esta marcha violenta y terrorista, así como a los autores de estos actos criminales que responden a la fallida estrategia golpista", indica la nota de prensa de la Policía Nacional.

Los organizadores de la manifestación denominada "Somos la voz de los presos políticos" informaron de al menos cinco personas resultaron heridas producto, según su versión, de un ataque perpetrado por parapolicías y grupos afines al gobierno que participaban en la marcha.

El ataque, según los organizadores, ocurrió cuando la marcha avanzaba en el barrio popular Américas 3, en el norte de Managua, y fue llevado a cabo por simpatizantes de Ortega, apoyados por parapolicías. Óscar Sánchez/ END

El ataque, según los organizadores, ocurrió cuando la marcha avanzaba en el barrio Las Américas 3, al este de Managua, y fue llevado a cabo por simpatizantes del gobierno, apoyados por parapolicías.

La dispersión de la marcha con gases lacrimógenos, balines y disparos, dejó al menos siete heridos, incluyendo tres periodistas y 10 personas detenidas arbitrariamente, según reportes de organismos de derechos humanos.