•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El féretro de Matt Andrés Romero, de 16 años, salió de la casa de la familia entre aplausos y gritos de “Viva Nicaragua Libre” y “presente”, cada vez que los asistentes mencionaban su nombre.

 Marcha es disuelta con violencia

Eran tantos los asistentes, en especial jóvenes estudiantes, que se formó una caravana que incluía dos buses y decenas de automóviles y motos, cuyos pasajeros portaban banderas azul y blanco.

Durante el recorrido desde el barrio Larreynaga hasta el camposanto, patrullas policiales siguieron de cerca la marcha fúnebre hasta que entró al cementerio Las Puertas del Cielo, en el barrio Milagro de Dios. Asistentes al entierro comentaron que esa situación fue intimidante.

Momentos antes de ser sepultado, los acompañantes entonaron el Himno Nacional, soltaron al aire chimbombas azul y blanco y cantaron la canción Nicaragua, Nicaragüita, prometiendo a gritos que seguirán protestando en las calles para reclamar justicia en honor a Matt.

Algunos de jóvenes que acompañaron a Matt hasta su última morada, pintaron sus rostros con los colores de la bandera de Nicaragua y rayaron con marcadores sus camisas blancas, del uniforme escolar, con mensajes dedicados a él, como “Matt Romero, presente”, “Prohibido Olvidar”.

Momentos antes de ser sepultado, los acompañantes entonaron el Himno Nacional, soltaron al aire chimbombas azul y blanco y cantaron la canción Nicaragua. Foto: AFP/END

Desde la vela

Vecinos de la familia afirmaron que la noche del domingo, mientras velaban el cuerpo del adolescente, camionetas con policías estuvieron circulando por las calles aledañas a la casa, en el barrio Larreynaga, pero no se registró ningún incidente.

Como la mamá de Matt, Tania Romero, labora para una institución del Gobierno, esa noche un grupo de compañeros de trabajo se presentó a la casa donde velaban al joven, llevando un ataúd, el que la familia rechazó.

 Asedio, disparos y muerte

“No quiero saber más nada del Gobierno, me han quitado lo más importante de mi vida”, afirmó Tania este lunes.

Compañeros de clase del Matt, informaron que las clases en el Instituto Rubén Darío fueron suspendidas por los próximos tres días, asegurando que la directora del centro de estudios ordenó a docentes y a estudiantes que no asistieran a la vela, ni al sepelio del joven.

La procedencia de la bala

Lo último que Matt Andrés Romero le dijo a su mamá fue que quería “una libertad total para el país”, afirma ella. El muchacho de 16 años cursaba el cuarto año de secundaria y participaba en casi todas las marchas. En la del domingo 23 de septiembre, una bala en el pecho acabó con su vida en la zona de las Américas 3, en Managua, a las 11:30 de la mañana.

A la misma hora, en el barrio Larreynaga, su mamá descansaba en la casa y el sonido intermitente de la alerta televisiva la hizo incorporarse. Las imágenes que vio encogieron su corazón, reconoció a su hijo por la ropa que vestía.

Momentos antes de ser sepultado, los acompañantes entonaron el Himno Nacional, soltaron al aire chimbombas azul y blanco y cantaron la canción Nicaragua. Foto: AFP/END

“Él era un buen hijo, deportista y no merecía morir así. ¿Por qué me lo mataron?”, lamentaba Tania Romero en el velorio.

Dilcia Romero, tía de Matt, afirmó que el joven tenía pensado estudiar banca y finanzas porque sus calificaciones en matemáticas eran muy buenas. “Eso es lo que él deseaba, pero ese sueño ya no lo podrá cumplir”, dijo con tristeza.

 ​Sepultan a joven que fue herido en las protestas

Según la versión policial, el adolescente falleció como consecuencia del “fuego cruzado que ellos mismos provocaron”, aludiendo a quienes participaban en la marcha antigubernamental, pero esta versión es refutada por los familiares y testigos del ataque a la manifestación, quienes aseguran que vieron disparar a civiles armados progobierno y policías.

Una de las personas que estaba cerca de Romero cuando se inició la balacera, sostiene que el disparo provino de donde estaba un cordón de efectivos policiales apoyados por civiles armados.

Según el testigo, cuya identidad conoce El Nuevo Diario, quien disparó lo hizo a un primer grupo que iba al frente de la manifestación, entre estos Matt.

“Todo pasó muy rápido, él (Matt) iba unos metros delante de mí, junto a una señora, pero al escucharse la detonación, empujó hacia abajo a la doña y después cayó, el tiro provino de ellos”, relató el testigo.

 Mueren protestantes baleados por encapuchados

Poco después de haber sido herido, Matt Andrés fue trasladado en una motocicleta por otros manifestantes hacia el cuartel de bomberos que está cerca del mercado Iván Montenegro, donde recibió los primeros auxilios En ese lugar, otro manifestante grabó con su teléfono celular la imagen que minutos después vería Tania Romero en su casa del barrio Larreynaga.

Momentos antes de ser sepultado, los acompañantes entonaron el Himno Nacional, soltaron al aire chimbombas azul y blanco y cantaron la canción Nicaragua. Foto: AFP/END

Tendido sobre el pavimento, herido en el pecho, el joven fue cargado por los bomberos hasta un camión para trasladarlo hacia el Hospital Alemán Nicaragüense, donde minutos después fue declarado muerto.