•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un juez de Managua ordenó este lunes la captura del politólogo Félix Maradiaga Blandón, a quien el Ministerio Público le atribuye los delitos de financiamiento al terrorismo y crimen organizado.

Maradiaga es director del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP) y se encuentra en EE. UU. desde julio pasado, tras sufrir amenazas que ponían en riesgo su integridad y la de su familia, según denunció en su momento.

 Amaya Coppens, la ejemplar estudiante y líder, señalada de terrorista

El pasado 5 de septiembre, Maradiaga denunció, ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, violaciones a los derechos humanos por el Gobierno de Nicaragua en el contexto de las protestas cívicas.

Este lunes fue acusado por las autoridades de gestionar fondos con el apoyo de grupos delictivos nacionales e internacionales.

La orden de captura contra Maradiaga fue emitida por Félix Salmerón, juez suplente Quinto Distrito Penal de Audiencia de la capital a las 11:50 a.m. de este lunes, según una nota de prensa publicada en el sitio  web de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

El  juez Salmerón también ordenó apresar a los ciudadanos Pío Humberto Arellano Molina y Jean Carlos Manuel López Gutiérrez, quienes, según la acusación, han incurrido en los mismos ilícitos que Maradiaga.

Denuncia atentado

El director del IEEPP calificó de “farsa” la acusación en la que el Ministerio Público le atribuye los delitos de crimen organizado y financiamiento al terrorismo, según declaraciones brindadas al canal televisivo 100% Noticias.

 Presentan a tres manifestantes más como “terroristas”

En la misma entrevista, el académico denunció que en una reciente visita a Costa Rica fue objeto de un atentado criminal y, reiteró que esa es la razón por la cual permanece fuera del país, incluso separado de su familia.

“En una reciente visita a Costa Rica hubo otro intento de hacer algo en contra de mi integridad física; las garras del régimen nos han sorprendido porque están más allá de las fronteras nicaragüenses”, subrayó Maradiaga.

La acusación

De acuerdo con la Fiscalía, Maradiaga dirigió un “plan criminal”, para lo cual “gestionó a nivel nacional e internacional, al servicio y con el apoyo de grupos delictivos nacionales e internacionales, recursos financieros que captó y canalizó utilizando como medio en la ruta del financiamiento al IEEPP”.

Maradiaga supuestamente utilizó el IEEPP "para el adiestramiento de grupos de personas, que posteriormente participaron en las acciones desestabilizadoras del país ocurridas desde el 18 de abril, causando miedo y terror en la población nicaragüense", señala la acusación del Ministerio Público.

 "El terrorismo no tiene nada que ver con el contexto de protesta", dice relator de la CIDH

El politólogo también es señalado de haber capacitado a jóvenes de distintos departamentos del país para ejercer “terrorismo mediático”, creando "plataformas digitales con perfiles falsos y el desvío de IP".

“El acusado utilizó para desestabilizar el país un manual denominado Estrategia para salvar la democracia de Nicaragua, que puso en práctica a principio del mes abril a través de las plataformas digitales Nicaragua 2.0 y Misión Bosawás, al instigar con grupos supuestamente ambientalistas para que las personas se manifestaran de forma violenta, por la respuesta del gobierno para sofocar el incendio en la reserva Indio Maíz”, se lee en la acusación.

Finalmente, la Fiscalía le atribuye a Félix Maradiaga la toma de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli) y otros hechos vinculados con las protestas antigubernamentales iniciadas hace cinco meses.

La nota de prensa donde se informa de la orden de captura contra Maradiaga fue retirada ayer mismo de la página web de la CSJ.