•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La celda en la que está recluido el líder campesino Medardo Mairena es conocida entre los presos del Sistema Penitenciario Nacional como el “infiernillo”.

Mairena cuenta en una carta que logró escribir en prisión que es un lugar donde los reos están hacinados y conviven con cucarachas.

“Hay más de 20  presos, he estado enfermo, igual que otros, pero no nos permiten que nos revise un médico, y he estado mejorando solo por el poder de Dios”, revela Mairena.

“Aquí hay zancudos, cucarachas, alacranes, etcétera, no nos sacan de la celda ni para tomar el sol (...) nos trataron inhumanamente", detalla en su escrito el también miembro de la Alianza Cívica, contradiciendo un informe presentado la semana pasada por las autoridades del penal sobre el supuesto buen trato que reciben los acusados de terrorismo por participar en las protestas antigubernamentales.

La carta escrita a mano fue leída la mañana de ayer en las oficinas de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH) por Alfredo Mairena, hermano de Medardo, quien manifestó que no podía revelar el mecanismo que utilizaron para  hacerles llegar la carta por temor a represalias de las autoridades carcelarias.

En su escrito, Medardo Mairena también afirma que a su compañero Pedro Mena  le ocuparon las medicinas para controlar la diabetes que llevaba consigo el día que los detuvieron en el Aeropuerto Internacional de Managua, el pasado 13 de julio.

“El traía su tratamiento en su mochila a la hora que lo arrestaron y él se tiene que tomar una pastilla diario. Nos trataron de forma inhumana", denunció Mairena.

Mairena y Mena enfrentan un proceso judicial bajo cargos de terrorismo, crimen organizado, secuestro simple, asesinato, daños a la propiedad pública, entorpecimiento de servicios públicos (transporte) y lesiones.

Llama a no rendirse

En la misma carta el dirigente campesino insta al pueblo de Nicaragua a respaldar a las familias de las personas que han fallecido durante las protestas de los últimos cinco meses y a no abandonar las demandas.

"A nosotros nuestros familiares al menos tienen la esperanza de vernos algún día, pero estas familias hoy ya no tienen a sus familiares", expresa Mairena en la carta.

Mairena además reiteró su confianza en el diálogo como "salida pacífica a la crisis porque pensamos como personas civilizadas que queremos la justicia y la democratización".

El abogado de la CPDH, Julio Montenegro, quien asume la defensa del líder campesino, informó que solicitará a la autoridad judicial una revisión de las condiciones carcelarias porque “el tratamiento que describe Mairena no es coincidente con lo que dicen las autoridades”, apuntó.

El informe que el Sistema Penitenciario envió a la juez a cargo del caso indica que Medardo Mairena recibe visitas y buen trato. Su hermano reiteró este lunes que no han  recibido ninguna tarjeta de visita y rechazó lo informado por las autoridades.

"No tenemos este calendario de visitas, en ningún momento nos han dado nada. Precisamente fuimos el jueves a dejar paquetería y pregunté otra vez (por las visitas), la respuesta fue la misma: que me iban a llamar para informarme, pero ninguna llamada he tenido", sostuvo Alfredo Mairena.

Kenneth Mena, hijo del líder del movimiento campesino Pedro Mena, también aseguró que cada jueves acude al penal para entregar paquetes con artículos de primera necesidad para su padre, sin saber si realmente él los recibe.

"Anduve el 21 de septiembre a ver si me daban información sobre la visita y solo nos dicen lo mismo, que nos van a llamar. Me preocupa la salud de mi padre, porque yo sé que él es diabético y eso que han dicho en algunos medios de que los están atendiendo, eso es absurdo, pues la realidad es que no me dejan verlo", afirmó Mena.