•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El periodista Winston Potosme, quien resultó herido de bala en su brazo derecho, cuando intentaba filmar el ataque armado a la marcha del domingo, denunció ante organismos de derechos humanos que está siendo víctima de asedio.

Potosme, productor del programa de televisión Café con Voz y quien por ejercer su labor tuvo que abandonar su vivienda, relató que lo amenazaron con que “un días de estos se iban a quedar sin cabeza”.

El periodista agregó que lo ocurrido en la marcha “no fue un fuego cruzado, los disparos venían de los encapuchados que estaban con la policía”, sostuvo tras explicar que el proyectil de la bala se alojó en su antebrazo, y según la radiografía, no puede ser extraída por la inflamación.

“Cuando con el brazo derecho saqué el trípode con la cámara para filmar recibí el proyectil que me hizo voltear hasta caer. Unos vecinos me ayudaron a levantarme y salir de ahí, cuando los encapuchados se acercaban”, relató el periodista.

El caso fue denunciado ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), donde el abogado Gonzalo Carrión, dijo que consideró que lo ocurrido con Potosme “no es un mensaje solo para los que participan en las marchas, sino también contra el periodismo independiente de que ya no hay límite para las agresiones”.

El abogado del Cenidh indicó que enviarán un informe del caso ante la Relatoría Especial por la Libertad de Expresión entre otras instancias internacionales, además por formalismos presentarán la denuncia ante el Ministerio Público, aunque aclaró que no esperan que las autoridades hagan algo al respecto, tal como ha ocurrido con más de 40 casos que han denunciado desde abril.