• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Una convección moderada es la que provoca las actuales lluvias con algunas tormentas eléctricas en todo el país, informó Agustín Moreira, meteorólogo y director del Observatorio de Fenómenos Naturales (Ofena).

Moreira explicó que una zona de convección es una formación de nubes altamente cargadas de condensación de vapor de agua, que generan lluvias extensas y contínuas, que se le conoce popularmente como temporal.

Las lluvias de convección suelen producirse en horas de la tarde debido a que la radiación solar va calentando durante el día la superficie terrestre (las tierras primero y las aguas después).

Septiembre y octubre son los meses más fuertes de la estación lluviosa en Nicaragua, por lo que este tipo de fenómenos son comunes. Melvin Vargas/ END

Las columnas de nubes con aire caliente comienzan a ascender en los lugares que más se han calentado, lo cual puede variar localmente por múltiples razones, principalmente, por la incidencia de los rayos solares sobre el suelo, por la mayor o menor cantidad de vegetación y, sobre todo, por la mayor o menor cantidad de agua en el lugar.

"La convección húmeda provoca también el desarrollo de tormentas eléctricas, el cual es a menudo responsable de un tiempo severo", indicó el experto.

El fenómeno atmosférico penetró por la costa del Caribe nicaragüense, cerca de las 11 de la mañana de hoy y desde entonces avanza al interior del país, provocando lluvias de moderadas a fuerte y también algunas tormentas eléctricas.

Según Ofena, se reportan lluvias prolongadas en la cabecera departamental de Matagalpa y el municipio de Muy Muy. Así mismo en la costa Caribe sur y norte.

En Santo Tomás, Chontales, se reporta la crecida del río Muhan, lo que impide el paso de vehículos livianos y pesados.

También en Chinandega y León se reportan fuertes aguaceros con tormentas eléctricas. En Managua las precipitaciones se mantendrán moderadas hasta en la noche.

Moreira indicó que hasta el momento no se reportan afectaciones ni daños causados por las lluvias, y dice que no hay riesgos de deslizamientos en ninguna zona alta, aunque sí podrían ocurrir inundaciones en las zonas más bajas del país.