•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos presidentes de América Latina llamaron al restablecimiento de la democracia en Nicaragua durante el primer día del debate general de mandatarios de todo el mundo en la 73va Asamblea General de las Naciones Unidas, que se celebra en Nueva York y donde todavía existe expectativa respecto a la participación de la delegación de Nicaragua.

Lenín Moreno, presidente de Ecuador, dijo en su discurso que “a propósito de la crisis venezolana o la que vive Nicaragua”, América Latina “tiene el gran desafío de consolidar su democracia, luego de que varios países vivimos gobiernos autoritarios, corruptos y populistas”.

Para Moreno, quien habló de segundo, después del presidente Michael Temer de Brasil, “los derechos solo pueden garantizarse en el marco de instituciones sólidas, con amplia libertad de expresión, con alternancia en el poder”, los cuales son “elementos fundamentales” de las democracias sólidas. 

“Debe ser compromiso de nuestras naciones construir esas democracias, cuidarlas y atesorarlas”, añadió el presidente ecuatoriano. 

Ecuador es uno de los países que conforman el Grupo de Trabajo que conformó la Organización de Estados Americanos (OEA) para darle continuidad a la crisis nicaragüense que hasta la fecha ha dejado más de 300 personas fallecidas y al menos 2,000 heridos.

Erradicar el fanatismo

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, llamó “regímenes dictatoriales” a los gobiernos de Nicaragua y Venezuela.

La 73va Asamblea General de las Naciones Unidas se celebra en Nueva York.

“Expresamos nuestra solidaridad con los pueblos de Venezuela y de Nicaragua frente a los abusos del poder”, señaló el mandatario en su primer discurso ante la ONU tras ser elegido en su cargo hace seis meses.

Según dijo Benítez, “la ideologización como acto de fanatismo o de superioridad debe ser erradicada”, por lo que el objetivo de la región debe ser “trabajar por el bienestar general de nuestros pueblos”. 

Otras alusiones

Otros cinco presidentes del continente americano pronunciaron discursos este martes en la Asamblea General de las Naciones Unidas, y algunos mencionaron de forma indirecta la crisis nicaragüense.

Enrique Peña Nieto, presidente de México, aseguró que a su país le preocupa “profundamente” la “usurpación de poderes, la violación sistemática de derechos políticos, la ruptura del orden democrático y la crisis humanitaria que ocurre en algunos lugares del continente americano”.

“México continuará por la vía democrática haciendo sus mejores esfuerzos para que la democracia, la paz y el respeto a los derechos humanos se restablezcan en todos los rincones del continente. Lo haremos, siempre, buscando soluciones pacíficas acordadas por los ciudadanos de esos países, con pleno respeto al principio de no intervención”, añadió el mandatario, quien dejará el poder en diciembre de este año.

Ni el presidente de Argentina, Mauricio Macri; ni el de Guatemala, Jimmy Morales, o el de Perú, Martín Vizcarra, mencionaron la crisis nicaragüense. Tampoco lo hizo Donald Trump, presidente de Estados Unidos, aunque este afirmó que “todas las naciones del mundo deben resistir el socialismo y la miseria que causa”. Además, exhortó a todas las naciones del mundo a “pedir el restablecimiento de la democracia en Venezuela”. 

Mantienen platón

Pese a que la intervención del Gobierno de Nicaragua ante la Asamblea General de la ONU fue postergada, representantes de la comunidad nicaragüense en Estados Unidos confirmaron que mantendrán el plantón previsto para este miércoles. 

Hasta la noche de este martes, ni el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas ni la Presidencia de Nicaragua habían anunciado la fecha cuando hablará la representación de Nicaragua, ni quién será la persona que brinde el discurso. 

El presidente Daniel Ortega había expresado su intención de asistir a la cumbre y su nombre figuraba en la lista preliminar de ponentes, pero no ha sido confirmado. 

El turno del discurso de Nicaragua estaba programado inicialmente para este miércoles por la noche, pero el martes se conoció que en el lugar de Nicaragua aparece Venezuela, cuyo turno estaba previsto para el jueves por la mañana. 

Según diversos oficiales de las Naciones Unidas, los países tienen la posibilidad de intercambiar sus turnos y es una práctica que pueden realizar de acuerdo a su conveniencia.

Por la delegación de Nicaragua ante la 73va Asamblea General de la ONU se han hecho presentes el nuevo representante permanente del país ante la ONU, Sidharta Marín, y el asesor presidencial Paul Oquist. No obstante, ninguno de ellos se ha reunido con el Secretario General de la ONU, António Guterres, como sí lo han hecho otras delegaciones latinoamericanas presentes en Nueva York.