•  |
  •  |
  • END

El virus H1N1, o gripe A, ya tiene en apuros a Centroamérica. Ayer el titular de Salud, Guillermo González, aparte de resaltar que ya es un hecho la entrada del virus al país, destacó que en la región la gripe descrita se está desarrollando de forma “autóctona”.

Eso significa, en palabras del funcionario, que una persona de forma indirecta ya está transmitiendo la enfermedad a terceros. Hecho que se está notando en naciones como Panamá.

“El virus ha aprendido a convivir con el ser humano y está reproduciéndose con más fluidez, eso preocupa. Pero la población debe mantener la calma, estar tranquila, y mantener las medidas de prevención que se le han orientado”, planteó el funcionario, tras confirmar que Nicaragua, es a la fecha, el país que tiene más antivirales en la región para enfrentar un eventual brote.

La tarde de ayer, el presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, Roberto López, entregó oficialmente al Minsa 50 mil antivirales, cumpliendo con ello con el mandato, según López, del Presidente de la República, Daniel Ortega.

400 mil dólares

Los medicamentos los compró el INSS al laboratorio Hetero Drugs Limited, de la India, y arribaron a Nicaragua el sábado por la noche. “Se adquirieron de Hetero porque es el único laboratorio autorizado en ese país, y porque ofrece los precios más baratos en el mundo”, justificó.

El INSS gastó en esa compra 460 mil dólares, dinero que el Gobierno devolverá a la entidad echando mano de las donaciones del Banco Mundial, de acuerdo con López.

“Con esas donaciones nos reembolsarán el dinero”, aclaró. Aunque no especificó cuándo se tendrá en las arcas del INSS. “Ese mecanismo lo vamos a tratar en éstos días con el ministro de Hacienda (Alberto Guevara) quien es el que maneja esos fondos”, explicó.

Son genéricos

Los antivirales descritos son cápsulas fluvir oseltamivir de 75 mg, un genérico del innovador Tamiflu, que en países con el virus, como Estados Unidos, ha mostrado un alto grado de eficacia según información que aparece, al respecto, en internet.

Con los antivirales descritos, el Minsa tendrá en reservas 63,300 medicamentos incluyendo los 10 mil antivirales donados por la Organización Mundial de Salud, OMS, y las 3,300 reservas con las que ya contaba el Ministerio.

El ministro de Salud especificó que los tratamientos serán distribuidos en todas las unidades de Salud del territorio, y serán manejados únicamente por el Minsa. “Lo que se quiere es que la población tenga acceso rápido a éstos porque se van a dar en la medida en que aparezcan los casos, según sus características. Ésta es la única herramienta con la que se cuenta en el mundo”, planteó.

Los antivirales en mención “nos ayudarán en dos cosas: a cortar la cadena de transmisión porque disminuyen la probabilidad de contaminación a otras personas; y a dar un tratamiento que ayuda a que las personas no se agraven”, expuso.

El protocolo

El Minsa estima que con las reservas totales descritas, por lo menos se cubrirá un 5 por ciento de la población que pueda ser afectada. “Pero estamos preparados para adquirir más antivirales en caso de ser necesario”, garantizó López.

A la fecha, el protocolo definido por el Minsa indica que un paciente con virus H1N1 deberá recibir el tratamiento durante cinco días. “Lo ideal es que el paciente reciba en las primeras 48 horas de aparecidos los síntomas, la medicina que es donde se conoce que tiene mayor efectividad el antiviral”, señaló por su parte González.

Cada enfermo recibirá 10 tabletas. “Aunque cada caso será valorado por los médicos. Además, hay que recordar que aparte del enfermo se deberá proteger a los posibles contactos”, puntualizó el ministro, quien subrayó, una vez más, que gracias al cordón del Poder Ciudadano no hay casos confirmados con virus H1N1 a nivel local.

Peñas Blancas con refuerzos

El titular de Salud, Guillermo González, anunció que en el puesto fronterizo de Peñas Blancas, al sur del país, ya ubicaron a 18 trabajadores de Salud, entre médicos y enfermeras. “Además, ya afinamos las medidas de funcionamiento entre entidades como Migración, DGA, Ejército y Policía Nacional, que están vigilando los puntos ciegos”, mencionó.

El secretario general del Minsa, Enrique Beteta, indicó que el control en ese paso fronterizo particularmente es prioridad, en términos de vigilancia epidemiológica, tras conocerse que un coro estadounidense, Canta Mundi, recorrió todo el territorio tico con miembros que presentaban el virus H1N1.

Aunque recordó que se mantiene la vigilancia en toda Nicaragua y que los casos sospechosos se mantienen en 22 a nivel local, González adelantó que a nivel regional mantendrán las medidas que han tomado en los últimos días.

“Se mejorarán algunas cosas, pero en general se mantendrán. Por otra parte, hemos acordado con los ministros de Salud de la región (incluyendo Costa Rica) realizar una compra conjunta, y para ellos hemos previsto que sea la OPS la que la coordine; nosotros hemos puesto a la orden el contacto que ya tenemos en la India y estamos a la espera de la respuesta de algunos ministros”, apuntó.

Los epidemiólogos de la región se reunirán para evaluar la situación y tomar nuevas medidas.