•  |
  •  |
  • END

El presidente de la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, José Pallais Arana, anunció ayer que analiza la creación de una ley de protección a los ex trabajadores afectados por el pesticida Nemagón, que separe a los abogados de bufetes privados de los casos y obligue al Estado a asumir la defensa de los ex obreros.

Así respondió Pallais a las críticas vertidas por abogados defensores de ex trabajadores bananeros afectados por el Nemagón, quienes consideraron que el diputado liberal se extralimitó en sus comentarios al decir que “existen mafias de abogados que engañan a los trabajadores afectados”.

Ayer los abogados Jacinto Obregón Sánchez y Gustavo López Argüello, representantes de un grupo de miles de demandantes en Chinandega, criticaron las declaraciones de Pallais a un diario local, en la cual aseguró que “una mafia de abogados y jueces se han confabulado para hacer fraude aprovechándose de una manera burda y lastimosa de la condición de pobreza en que viven los nicaragüenses y los alegatos de esterilidad masculina por exposición al Nemagón.”

“El doctor Pallais ha actuado de manera irresponsable, asume una serie de conceptos y afirmaciones que a él no le constan, él no tiene pruebas de conspiraciones o fraudes en estos casos, eso es falso y absurdo, y él asume una postura de los jueces extranjeros sin el conocimiento del caso”, se quejó López Argüello.

Según el jurista, Pallais asumió la misma postura de la juez Victoria Chaney, de Los Ángeles, quien desestimó un juicio contra la compañía Dole, aduciendo que los abogados de los trabajadores cometieron fraude en la presentación de pruebas falsas y evidencias “prefabricadas”.

Del mismo modo, el abogado Jacinto Obregón se quejó que las reflexiones de Pallais caen incluso en injurias y calumnias al repetir lo mismo que la juez Chaney sobre el sistema judicial de Nicaragua, al asegurar que tanto abogados como jueces y trabajadores “conspiraron” para afectar a las transnacionales demandadas.

“Actuamos honestamente”, dicen abogados

Según Obregón, es inaudito e increíble que Pallais, como presidente de una comisión de justicia, “atente contra el derecho de una clase trabajadora que no ha sido protegida ni por el Estado, ni por los jueces, ni por los diputados y si acaso hay esperanza de justicia a los trabajadores, es por los abogados, y nosotros hemos actuado honestamente, nos hemos apegado a la ley y hemos cumplido con el rigor sin cobrar un córdoba a nadie”, dijo Obregón.

Al ser consultado Pallais sobre las molestias de los abogados antes citados, y compartidas según ellos por miles de ex trabajadores de Chinandega, el diputado dijo que sus reflexiones se originaron después de leer la sentencia del caso en Estados Unidos y analizar casos pasados de denuncias contra bufetes de abogados.

Pallais aseguró que sus comentarios no van dirigidos a nombres específicos “porque cada cual sabe en Nicaragua quién hace las cosas malas y quién hace las cosas buenas”.

En torno a esa discusión, dijo que está analizando la creación de una iniciativa de ley que “termine de una vez por todas” con la intervención de los abogados en los casos de los afectados de Nemagón.