• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La doctora Melba Martínez Herrera, especialista en Ginecología y Obstetricia, con 30 años de laborar para el sistema del Ministerio de Salud (Minsa), denunció ante un organismo de derechos humanos en Managua, que fue despedida de forma arbitraria y sin justificación del centro de salud donde laboraba.

Su caso decidió denunciarlo ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), y lamenta que tanto los sindicatos como las autoridades laborales del Minsa no se hayan pronunciado ante lo que considera un atropello a sus derechos laborales.

La doctora Martínez Herrera, que también es diputada suplente del diputado Carlos Alberto Jirón Bolaños, y presidenta departamental del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), reconoce que ella ha estado activa brindando apoyo a sus colegas despedidos en León.

"He participado en los plantones de protestas, he subido videos, y es seguro que por eso me despidieron arbitrariamente", expresó la médico especialista.

Martínez Herrera, quien trabajaba en el centro de salud Augusto César Sandino, del municipio de Telica, departamento de León, relata que de los 30 años que laborado para el sistema de salud del Minsa, 16 años se venía desempeñando como médico especialista.

La profesional de la salud afectada señaló que además de las violaciones a las normas y convenios laborales del Minsa, el sindicato de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud), ni siquiera ha aceptado su reclamo por el despido.

Manifestantes durante una marcha a favor de los médicos despedidos. Archivo/ END

Además asegura que la delegación del Minsa tampoco le ha dado respuesta a su demanda de reintegro.

El representante de la CPDH, Pablo Cuevas, señaló que hay dos aspectos con peso político que está implementando el Minsa con los despidos del personal de salud.

Indicó que por un lado está el despido de especialistas con décadas de experiencia en su campo profesional, lo que afecta la calidad de atención en los centros asistenciales y eso repercute en la salud de los nicaragüenses.

"Por otra parte, está la afectación en lo laboral, y la institucionalidad, al no acatarse los procedimientos legales en los casos concretos de despidos", dijo Cuevas.