• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) oficializó la convocatoria para reanudar las clases presenciales correspondiente al primer semestre de este año en el Recinto Universitario “Simón Bolívar” (RUSB), el Recinto Universitario “Pedro Arauz Palacios” (Rupap) y el Instituto de Estudios Superiores (IES).

La información fue dada a conocer a través de un comunicado firmado por Freddy Marín Serrano, nuevo secretario académico de esta universidad.

En dicho comunicado, la UNI ha establecido un plazo máximo de diez días para que los estudiantes confirmen que continuarán con el ciclo de formación, de lo contrario, deben retirar matrícula.

“Establecer un período de 10 días hábiles para el retiro de matrícula de asignaturas dirigido a los estudiantes que no cursarán la fase presencial de culminación del primer semestre del 2018. Este período inicia partir del 1 de octubre”, señala el inciso E del comunicado.

EL NUEVO DIARIO gestionó una entrevista con autoridades de la UNI para profundizar sobre este tema, sin embargo, hasta el cierre de esta nota, la solicitud no había sido respondida.

Semestre acelerado

En el texto oficial se indica además que entre el 1 y el 8 de octubre se realizará el período de inscripción de cargas horarias para los estudiantes, y de acuerdo a la calendarización brindada, las clases para cuarto y quinto año están previstas a iniciar el lunes 15 de octubre; mientras que para los estudiantes de primero a tercer año, el ciclo académico iniciará el 22 de octubre.

Por otro lado, los estudiantes en el turno nocturno recibirán sus clases “los días sábados y domingos, en turno diurno a partir del 13 de octubre”, indica el texto del comunicado.

La UNI ha establecido un plazo máximo de diez días para que los estudiantes confirmen que continuarán con el ciclo de formación. Archivo\END

En el texto oficial se explica también que los estudiantes podrán concluir el período semestral en siete semanas.

Las clases presenciales en la UNI se suspendieron el pasado 19 de abril debido a las violentas protestas que iniciaron en el país, en un primer momento debido a una fallidas reformas al seguro social, y posteriormente contra el mandatario Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Al igual que ocurrió con otras universidades públicas, un grupo de estudiantes se tomó el 28 de mayo pasado el campus de la UNI, sin embargo, ese mismo día fueron desalojados por un violento ataque policial.

La UNI ha sido la última universidad pública en convocar el reinicio de clases, esta semana la Universidad Nacional Agraria reinició plenamente sus clases de manera presencial y está previsto que a partir de mañana, la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) reinicie sus cursos por encuentro y el lunes próximo se dé curso al turno regular.