• Nueva York, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, llamó este jueves al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) a que “aborde las crisis democráticas y humanitarias” en Nicaragua, Venezuela y Cuba.

Piñera señaló que las protestas en Nicaragua ya llevan un saldo de más de 400 muertos, y que delegados de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas fueron expulsados de este país hace un mes.

Por su lado, la vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell, planteó al Secretario General de las Naciones Unidas la necesidad de “generar condiciones para que se restablezca el diálogo en Nicaragua”.

En declaraciones a El Nuevo Diario, luego de brindar su discurso ante la Asamblea General, Campbell dijo: “Nuestro esfuerzo diplomático con el Secretario General (António Guterres), con la Alta Comisionada de los Derechos Humanos (Michelle Bachelet), con varios países con los que nos reunimos es generar esas condiciones para que más temprano que tarde se restablezca el diálogo en Nicaragua y que con ello se pueda avanzar en una salida pacífica (de la crisis)”.

El diálogo debe ser “comprometido y efectivo”, que incluya un calendario electoral, destacó Campbell.

El diálogo nacional está suspendido en Nicaragua desde junio y el presidente Daniel Ortega ha dicho que no retomará las negociaciones con la mediación de los obispos ni de los organismos internacionales.

El presidente de chile, sebastián piñera. AFP\END

Epsy Campbell comentó: “Nosotros creemos en la diplomacia y en el diálogo, creemos que los mecanismos sobre los cuales hay una presión internacional pueden generar que cambien esas condiciones, y nosotros vamos a hacer uso de todos esos mecanismos para tratar de lograr que la mesa de negociación en Nicaragua se restablezca”.

La vicepresidenta costarricense se reunió el pasado 24 de septiembre con Guterres y Bachelet, en el inicio de sesiones de la 73va sesión de la Asamblea General de la ONU. Además, durante esta Semana de Alto Nivel ha participado en diversos foros en los que pidió la resolución pacífica de la crisis en Nicaragua.

Campbell también manifestó la preocupación de Costa Rica por la situación en Nicaragua, en su discurso en el debate general de la Asamblea General de la ONU, este jueves.

Señaló que la crisis en Nicaragua ha ocasionado un aumento de flujos migratorios hacia Costa Rica y un incremento en las solicitudes de refugio de nicaragüenses.

“La situación de Nicaragua no es sostenible”, añadió Campbell, para después advertir que “la crisis en ese país tiene potencial de escalamiento con un impacto directo en la estabilidad y el devenir del desarrollo de Centroamérica”.

La vicepresidenta de Costa Rica solicitó a la comunidad internacional y al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, que participen “con la diplomacia preventiva y la mediación frente a esos graves acontecimientos”.

“Cuando se trata de la vida y la dignidad de las personas, de sus posibilidades de vivir libres del temor y la miseria, el silencio nos convierte en cómplices”, expresó.

¿Nuevo diálogo con SICA ?

El presidente del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), Vinicio Cerezo, aseguró este jueves que desde ese organismo están buscando una solución a la crisis de Nicaragua “de común acuerdo con los presidentes de la región”.

“Estamos tratando de vincular al presidente (Daniel) Ortega también en la búsqueda de las soluciones que se tienen que encontrar”, dijo Cerezo a El Nuevo Diario, antes de asistir como ponente a un Foro Global sobre Latinoamérica y el Caribe celebrado en Nueva York, pero no reveló más detalles porque, según él, “esas son actividades que en este momento están siendo privadas y las estamos haciendo privadas para mantener definitivamente las posibilidades de que se concreten”.

Para Cerezo, el diálogo nacional entre el Gobierno y la opositora Alianza Cívica que estaba siendo mediado por los obispos, fue “un intento de diálogo”.

“Realmente nunca hubo un diálogo, sino que hubo un intento de diálogo, nunca se concretó”, aseguró Cerezo, señalando que “se convirtió en un diálogo público, abierto a todas las personas y entonces se convertía en cada reunión en mítines políticos”.

Sin fecha para Nicaragua

La participación de Nicaragua durante el debate general de la ONU continúa sin fecha, luego de que el martes fuera removido su turno del calendario de discursos de las Naciones Unidas. Hasta la noche de este jueves se habían publicado los ponentes del día viernes y no aparecía Nicaragua, lo que reduciría las fechas en las que puede hablar la representación nicaragüense a este sábado o domingo.