•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al menos 15 personas, la mayoría jóvenes menores de 30 años, fueron detenidas el pasado miércoles en horas de la mañana en los barrios Llanos de la Tejera y El Homero, en Jinotega, a quienes según sus familiares, están señalando de terroristas.

La Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH) recibió la denuncia de cuatro familiares de las 15 personas detenidas en un operativo realizado a las 5 de la mañana en los barrios antes mencionados.

La CPDH calificó las detenciones como una campaña de terror por parte del gobierno. 

Pablo Cuevas, abogado de la CPDH, aseguró que de las 15 detenciones solo ocho fueron denunciadas por los familiares. Todos los arrestados están en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como El Chipote.

En la redada destruyeron cosas de las viviendas de donde se llevaron a las personas. Para ninguna de ellas había orden de detención.

Greyvin Jose Castillo, de 18 años y Félix Picado Castro, de 53 años, fueron dos de los 15 detenidos.

Reyna Tinoco, mamá de Greyvin, aseguró que su hijo, quien no participó en los tranques, fue detenido en su casa mientras dormía y agregó que la Policía lo acusa de terrorista y de traficante de drogas. 

Añadió que a esa misma hora la Policía estaba sacando a otros jóvenes de su casa en el barrio Llanos de la Tejera. En ese mismo momento, el vecino de Tinoco, Félix Picado Castro, también fue capturado.       Jerónimo Picado, hermano de Félix, aseguró que a éste la Policía también lo acusa de terrorismo, pero que solo ha participado en algunas protestas que se han realizado en Jinotega.

Señaló además, que durante el arresto de su hermano la Policía destruyó el interior de su casa.  

Durante los meses más fuertes de la crisis, en los  barrios Llano de la Tejera y El Homero se levantaron barricadas como forma de protesta.

Detienen a jóvenes en Diriamba

Por su parte, Ligia Castillo Blandón, habitante de Carazo, denunció ante la CPDH que sus sobrinos Jan José Castillo, de 18 años y Flavio Alexander Castillo, de 20, están siendo responsabilizados de la muerte de Bismark Martínez, un militante del Frente Sandinista que desapareció en este departamento durante los ataques a los tranques. 

Castillo Blandón afirmó que Jan fue sacado de su casa el miércoles 26 de septiembre y Flavio fue detenido en la terminal de buses de Diriamba, donde trabajaba. 

“Ellos están detenidos en Jinotepe y los acusan de terrorismo y asesinato”, aseguró la ciudadana.

Castillo Blandón manifestó que la Policía la citó para que declarara sobre el paradero de Bismark Martínez. 

“Yo les dije que no sé quién es ese Bismark y ellos me contestaron que hasta que él aparezca mis sobrinos van estar en la cárcel”, relató la mujer. 

El único pecado de los jóvenes ha sido participar en las marchas, indicó Castillo Blandón.