•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dieciocho ciudadanos originarios de La Trinidad, Estelí, engrosaron este sábado la lista de nicaragüenses a quienes la Fiscalía  acusa de terrorismo por haber participado en tranques antigubernamentales. De los 18 acusados, cuatro de ellos quedaron en prisión preventiva este sábado por los próximos 15 días (hábiles).

Los imputados que esperarán en la cárcel la audiencia inicial programada para el próximo 22 de octubre son: Francisco Javier Dávila, de 56 años; Byron Molina Fuentes, de 24; Francisco Dávila Pineda, de 27 y Nelson Mairena Díaz, de 44.

En la acusación presentada en el Juzgado Noveno Distrito Penal de  Audiencia de Managua, la Fiscalía le imputa a los 18 acusados, los delitos de terrorismo, crimen organizado, daño agravado, uso de armas restringidas, lesiones graves, entorpecimiento de servicios públicos y dos asesinatos agravados en perjuicio de dos miembros de una caravana de simpatizantes sandinistas.

Refriega sangrienta

Por las muertes a balazos  de  los partidarios sandinistas Jairo Osorio Ruiz, de 39 años y Daniel Gustavo Ríos, de 21, la Fiscalía responsabiliza a Teodoro Altamirano Rayo, para quien el órgano acusador pidió orden de captura.

La muertes de Jairo Osorio y Daniel Ríos aconteció el 30 de mayo del año en curso cuando se dio un enfrentamiento entre  tropas de policías antidisturbios y quienes estaban en un tranque antigubernamental en la entrada a La Trinidad, refiere la acusación fiscal.

En esa sangrienta refriega se produjo cuando la Policía buscaba cómo abrir el paso a una caravana de simpatizantes sandinistas que se dirigían a hacía Managua. En ese enfrentamiento salieron heridos de bala 16 gendarmes, refiere el escrito acusatorio. Según la acusación, los acusados también habrían dañado varias patrullas, lo que ocasionó una afectación patrimonial a la institución por un monto de 153 mil córdobas.

Individualizan cargos

En la extensa acusación aceptada por la jueza Noveno Distrito Penal de Audiencia de Managua, Karen Chavarría, se asegura que Francisco Molina Cruz, Saúl López Osegueda, Francisco Javier Dávila y Abraham Mairena eran quienes financiaban un tranque llamado “La Mocuana”.

Entre los 18 acusados figura como única mujer Mayra del Carmen Moreno a quien les atribuyen los ilícitos de crimen organizado y entorpecimiento de servicios públicos; porque presuntamente reclutaba a quienes estaban en el tranque antes mencionado. En el caso de Francisco Emilio Mojarras, era quien financiaba los tranques antigubernamentales que la población levantó en La Trinidad, Estelí entre los meses de abril, mayo y junio.