•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Rosario Centeno Aráuz, cambista matagalpino, fue asesinado en un cuarto de hotel ubicado sobre el Malecón de Matagalpa. La víctima recibió un golpe con un mazo a la altura del ojo izquierdo y cuatro puñaladas, una en el cuello y tres en el costado izquierdo. 

Según las primeras investigaciones, la autora del crimen es Aura Lidia Gutiérrez Ochoa, originaria de Kansas City, municipio de La Dalia, quien había estudiado bien al cambista para quitarle la vida y despojarlo del dinero que portaba.

Compañeros de trabajo y del club de jugadores de desmoche del parque Darío manifestaron que la mujer llegaba y se ponía a platicar muy animadamente con el cambista, con el fin de estudiar sus debilidades hasta que los dos se pusieron de acuerdo para dirigirse al hotel.

Las investigaciones señalan que a las 3:30 p.m. ingresaron al hotel Malecón y solicitaron un cuarto, pero a los pocos minutos la mujer salió apresurada llevando en su mano los billetes de lotería y los casi 6,000 dólares que eran propiedad del cambista.

Al ver salir a la mujer a toda prisa, el propietario del hotel se dirigió al cuarto y vio al cambista tirado en un charco de sangre, tomó una motocicleta y le dio persecución a la mujer, a quien logró alcanzarla a unas cuantas cuadras del hotel, la sujetó del pelo hasta que llegó la policía y se las entregó para que sea procesada.

Se asegura que cuando estaban en el cuarto, la mujer sacó un pequeño mazo y descargó con todas sus fuerzas un golpe a la altura del ojo izquierdo, acto seguido le asestó una puñalada en el cuello que se asegura le cortó la yugular y tres en el costado izquierdo.

La policía ocupó un mazo y dos cuchillos, además de los billetes de lotería, dólares y córdobas que el cambista llevaba cuando entró al hotel.